Blog Grupo Pedro Jaén

Ácido hialurónico, la molécula hidratante

Posted by:

Ácido hialurónico, la molécula hidratante

¿Quién, a estas alturas, no ha oído hablar de este producto de pronunciación casi imposible? Está presente en cremas cosméticas, epitelizantes y en productos de relleno con distintos objetivos. Además de la Dermatología, varias especialidades médicas lo tienen entre sus recursos terapéuticos.

El ácido hialurónico es un polisacárido (azúcar) que pertenece al grupo de los glicosaminoglicanos y por lo tanto un componente del tejido conectivo (de sostén). Es idéntico en todas las especies de animales y en los distintos tejidos.

Tiene función mecánica y de transporte en el espacio que rodea a las células (matriz extracelular) y confiere volumen a la piel (las moléculas de ácido hialurónico se unen al agua y crean volumen).

Con el paso del tiempo se produce un empobrecimiento de esta matriz rica en glicosaminoglicanos, en especial del ácido hialurónico, lo que altera las propiedades mecánicas y viscoelásticas de la dermis. El nuevo aspecto es una piel con pérdida de tono, poco elástica y deshidratada.

El envejecimiento cutáneo tiene en la disminución del ácido hialurónico una de sus causas.


Con estas bases biológicas no es de extrañar que el ácido hialurónico se haya convertido en protagonista indiscutible de los procedimientos de relleno (fillers). Entre dermatólogos españoles es el material elegido en el 90% de los procedimientos, con un incremento exponencial en los últimos 3 – 4 años.

Las razones son sencillas: fácil manejo, es reabsorbible a medio plazo (relleno no permanente) y el nivel de seguridad es muy alto. A todo esto se suma su gran versatilidad, con opciones de escoger marcas con distinta concentración, diferente química de la reticulación y variaciones en la cantidad de moléculas cross-linkers.

El éter del diglycidyl del butanodiol (BDDE) tiene el historial más largo, con más 20 años de experiencia y muchos millones de pacientes tratados en todo el mundo.


Como el ácido hialurónico natural es degradado muy rápidamente por el sistema enzimático, los productos que se inyectan se han modificado (reticulación, densificación) para su mayor permanencia (hasta 18 meses). Estos productos más reticulados se aplican en profundidad y buscan dar volumen. Cuando queremos hidrobalance, el relleno es más superficial y con compuestos menos reticulados. En este caso se hacen varias sesiones en un periodo corto de tiempo.

Los últimos productos fabricados utilizando la exclusiva tecnología HYLACROSS™ bajo la marca comercial de Juvederm ® (de la cual Allergan™ es propietaria) consiguen un gel de consistencia homogénea y sin grumos. Nos ofrece un gel de ácido hialurónico muy fluido, que se inyecta de forma más suave y previsible. Va liberándose a lo largo del tiempo actuando como un depósito de hidratación profunda. Permite un continuo equilibrio dinámico con las necesidades de agua de la dermis (“hidrobalance”). De esta manera se alcanza una mejoría en el tono, textura y elasticidad de la piel.

Hay trabajos publicados demostrando que estimula la creación de colágeno nuevo por parte de los fibroblastos.


En otros casos se añaden distintos principios activos al implante, como por ejemplo ciertas vitaminas, de forma que el ácido hialurónico será, la mayoría de las veces, un principio activo pero otras será solamente un vehículo. Para los más sensibles al dolor hay preparados que incorporan anestésico.

Los dermatólogos tenemos en el ácido hialurónico un aliado perfecto para conseguir en nuestra piel, con una técnica mínimamente invasiva, mejorías que permanecen.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.