Blog Grupo Pedro Jaén

Arrugas del entrecejo

Posted by:

Arrugas del entrecejo

Hace ya más de diez años que el botox® o toxina botulínica fue autorizado en España para el tratamiento de las arrugas del entrecejo. Hoy día se ha constituido como una técnica excelente para suavizar las expresiones más inestéticas de la mímica facial y sus correspondientes arrugas de expresión en la mitad superior de la cara, especialmente el entrecejo y las “patas de gallo”. La infiltración con botox® se ha convertido en el eje de la prevención y el tratamiento del envejecimiento facial, siendo difícil entender la práctica de la dermatología estética sin manejar con destreza esta técnica.

Dependiendo de la dosis empleada, la toxina botulínica es un relajante o un paralizante muscular.


Para el uso estético del botox® es indispensable tener un conocimiento importante y minucioso de los músculos faciales. Es preciso saber cuál es el origen y la inserción de cada músculo facial y cómo se traduce la contracción de estos en la mímica facial. Posiblemente lo más importante para el éxito del tratamiento es la valoración previa del paciente. La mímica facial es compleja y única en cada persona por lo que el mejor tratamiento es el que más se adapta a cada caso.

Tratamos por tanto el gesto, no las arrugas de entrecejo. Los pacientes ideales para conseguir los mejores resultados son pacientes jóvenes. Personas jóvenes con gestos inestéticos acabarán haciendo un rostro inestético, por lo que es en estos pacientes en los que los resultados serán excelentes. En pacientes de más edad la toxina botulínica nos servirá de complemento a materiales de relleno, láseres resurfacing u otras técnicas.

Aunque en el momento de la inyección se aprecia ya un cierto efecto de forma sutil sobre las arrugas del entrecejo, los efectos del botox® no son inmediatos, sino que empiezan a producirse entre las 24 y 48 horas posteriores al tratamiento, llegando a su efecto máximo entre los 10 y los 15 días. Por tanto, en caso de retoque, nunca debemos hacerlo antes de los 15 días, ya que de otro modo podemos “sobrecorregir” las arrugas del paciente.

La mejoría de las arrugas del entrecejo es espectacular con una adecuada inyección, durante unos 4-6 meses después de cada infiltración.


Una peculiaridad del botox® en el entrecejo es que varios estudios han demostrado que podemos aumentar su duración si lo empleamos junto con ácido hialurónico. Se ha demostrado que si además de infiltrar toxina botulínica en los músculos responsables de fruncir la zona rellenamos las arrugas del entrecejo con ácido hialurónico el efecto del botox® se prolonga durante más de 6 meses.

La experiencia en el manejo de este tratamiento para adaptarlo de forma personalizada a los pacientes es el pilar fundamental en la obtención de unos resultados correctos y un aspecto natural.


Por ello, realizamos un esfuerzo continuo de formación de dermatólogos, tanto a nivel nacional como internacional. A través del Máster de Dermatología Estética de la Universidad de Alcalá de Henares que dirige el Dr. Pedro Jaén y a través de nuestra presencia en congresos internacionales, comunicamos a los dermatólogos nuestra experiencia en el empleo de la toxina botulínica.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.