Blog Grupo Pedro Jaén

Botox no, o botox ¿por qué no?

Posted by:

Botox no, o botox ¿por qué no?

Una de las maneras en que algunos de mis pacientes llegan a plantearse una mejoría de su aspecto estético, es constatando que tras el paso de los años el tiempo ha dejado su huella. El dermatólogo es testigo ineludible de ello. Nadie mejor que su “especialista de la piel”, en el que vienen depositando su confianza y que trató el acné a un hijo y hasta quitó un cáncer de piel a su suegro, para dar ese salto.

"Me gustaría que me diera su opinión, pero no quiero que me ponga Botox", repiten como un mantra.


Es el desconocimiento y las opiniones cambiantes que los medios de comunicación lanzan sobre el producto, los que hacen que una parte de posibles beneficiarios se lo piensen mucho. Famosos que un día estaban contentos con los resultados pasan a rechazar el producto, comentarios sensacionalistas sobre cambios radicales en la expresión de la cara o efectos tóxicos. Nada más lejos de la realidad.

El uso de toxina botulínica es el procedimiento estético que más ha crecido en los últimos años y además lo hace de forma exponencial (“algo tendrá el agua cuando la bendicen”). Eso sin contar con la cada vez más amplia lista de indicaciones extrictamente médicas, que algún día comentaremos.

Un procedimiento estético con toxina botulínica bien indicado y aplicado con "buena mano", tiene los mayores índices en relación eficacia/riesgo y coste/beneficio.


Es una técnica cómoda y poco molesta, que permite la incorporación inmediata a la actividad diaria. Para los que se asustan con las agujas, informar de que está en camino la crema con el producto y será de aplicación en consulta médica.

Volviendo a mi paciente, al ser una candidata idónea, lo siguiente fue deshacer todos los prejuicios con la única “herramienta” posible: la información veraz. Conseguí convencerla y recuerdo la cara de satisfacción que puso al ver los resultados. Es una sonrisa de “niños en día de Reyes”, algo que se repite con frecuencia en otras pacientes.

En la actualidad mantiene las sesiones con la frecuencia que le aconsejo y además se ha "animado" a mejorar la textura y color con un láser de rejuvenecimiento.


Ella se ve bien y la gente de su alrededor también. Además, por ser una mejora progresiva se ha disipado el miedo que tenía a cambios radicales o comentarios de los demás. Esto último va cambiando, al igual que cambió la opinión sobre los beneficios del ejercicio físico en la salud (estoy recordando un antiguo anuncio televisivo de la actriz Concha Velasco promocionando la gimnasia, que hoy no tendría sentido por obvio).

El verdadero mérito del dermatólogo en su práctica estética estaría en una correcta indicación, que ponga en relación lo deseado por el paciente con lo deseable para su mejoría.

Botox no, o botox ¿por qué no?

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.