Blog Grupo Pedro Jaén

Día Mundial de la Psoriasis

Posted by:

Día Mundial de la Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica sistémica, mediada inmunológicamente, con manifestaciones principalmente cutáneas y articulares. Sus lesiones típicas en la piel son placas eritemato-descamativas bien delimitadas, localizadas habitualmente en áreas de extensión de extremidades (como por ejemplo, codos y rodillas). La psoriasis afecta aproximadamente al 2% de la población, con igual prevalencia entre ambos sexos. Entre un 5-40% de los pacientes aúnan la clínica cutánea y las manifestaciones articulares. Puede comenzar a cualquier edad, aunque lo habitual es que debute entre los 15-30 años.

Enfermedad de Psoriasis

Se considera una enfermedad de base genética, sobre la cual actúan distintos factores ambientales que pueden desencadenar las lesiones. Se han propuesto distintos mecanismos de herencia, aunque actualmente se considera una enfermedad de base genética multifactorial. En los pacientes genéticamente predispuestos, numerosos factores ambientales pueden desencadenar o exacerbar los brotes de la enfermedad. Entre estos factores se encuentran los traumatismos, distintos microorganismos, agentes farmacológicos, consumo de tóxicos como el tabaco o el estrés físico o psicológico.

La psoriasis es una enfermedad crónica, recurrente y con un fuerte impacto en la calidad de vida del paciente para la que no existe cura en la actualidad. No obstante, en algunas ocasiones, puede remitir o, por lo menos, disminuir en intensidad con el paso de los años. La mayoría de los pacientes presentan cuadros leves o moderados y se ha estimado que sólo el 20% de los pacientes requerirán tratamiento sistémico u hospitalización. Habitualmente las lesiones siguen un ritmo estacional, mejorando sustancialmente en el verano.

Es muy importante destacar que la psoriasis no es sólo una enfermedad que afecta a la piel. Los pacientes afectados presentan una mayor frecuencia de otros procesos sistémicos bien conocidos, como son la diabetes, la obesidad, el síndrome metabólico, los eventos cardiovasculares, las alteraciones hepáticas, renales o pulmonares, la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad vascular periférica, las alteraciones psiquiátricas, el consumo de alcohol y tabaco y, por supuesto, las manifestaciones articulares. Por ello, es imprescindible la detección precoz de estas posibles comorbilidades y su adecuado manejo.

Día mundial de la Psoriasis

El día 29 de octubre, se celebra el día mundial de esta enfermedad. Paulatinamente, gracias a diversas campañas de divulgación y a la presencia de asociaciones de pacientes, la psoriasis es más conocida en la población y esto ha permitido desterrar diversos falsos mitos sobre esta patología.

Tratamiento de la Psoriasis

Podemos afirmar que en la actualidad, somos testigos de una auténtica revolución en el tratamiento de esta enfermedad. Aunque continúa siendo una patología crónica, desde la última década contamos con nuevas opciones de tratamiento que consiguen una alta tasa de respuesta. Considerando la variabilidad clínica para la psoriasis, existen en múltiples opciones terapéuticas. La mayor parte de los pacientes, aproximadamente el 70%, presentan una forma de psoriasis leve-moderada, para la que se emplea tratamiento tópico exclusivamente. En el 30% restante, el manejo terapéutico se realiza con fototerapia o un fármaco sistémico. Es frecuente el seguir empleando fármacos considerados “clásicos”, como la ciclosporina, el metotrexato o el acitretino. Pero en la actualidad, podemos emplear también los fármacos conocidos como “biológicos”. Éstos se reservan en general para los casos más severos de la enfermedad. Cuentan con la ventaja de ser muy selectivos en su mecanismo de acción y son capaces en muchos casos de “blanquear” al paciente que presenta psoriasis, eliminando la práctica totalidad de las lesiones que presenta. No obstante, hay que resaltar que no son fármacos curativos: la cronicidad de la psoriasis requiere que estos fármacos sean mantenidos a lo largo del tiempo.

Dentro de los fármacos biológicos, tenemos disponibles los siguientes en nuestro país.

  • Etanercept, infliximab y adalimumab: inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa ( TNF-α ).
  • Ustekinumab: inhibe las citocinas IL12 y 23.
  • Secukinumab e ixekizumab: de incorporación más reciente, son inhibidores de la citosina IL-17.

Todos los anteriores se administran de una forma inyectada.

A medio camino entre los fármacos biológicos y los sistémicos clásicos, tenemos como novedad desde hace un año el fármaco Apremilast. Es un inhibidor de la fosfodiesterasa 4, que se administra por vía oral y que tiene un excelente perfil de seguridad.

Por último, también por vía oral, tendremos disponible próximamente el dimetilfumarato. Es un fármaco que se ha empleado durante muchos años en otros países europeos como Alemania y que llega a nuestro país con resultados prometedores. Varios centros de nuestro país, entre los que se encuentra el Hospital Universitario Ramón y Cajal, están teniendo las primeras experiencias en el empleo de este fármaco.

Dra. Natalia Jiménez

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.