Blog Grupo Pedro Jaén

Lifting con botox

Posted by:

Lifting con botox

A partir de los 40-50 años a la aparición de las primeras arrugas en el rostro se añade a la pérdida de firmeza. Esto es especialmente evidente en el tercio inferior de la cara. Con los años los músculos depresores tienen más tono y se va produciendo un descolgamiento de la piel, perdiendo tersura y desdibujándose el óvalo de la cara.

El tratamiento para suavizar las arrugas de expresión en la cara con toxina botulínica es más conocido para la relajación del tercio superior de la cara (entrecejo, patas de gallo y frente). Sin embargo, en los últimos tiempos también lo empleamos para suavizar y afinar el tercio inferior de la cara en pacientes que quieren mejorar la pérdida de tersura en esa zona y no están dispuestas a pasar por quirófano.

Mediante el empleo de pocas unidades de Botox infiltradas en puntos estratégicos conseguimos producir un “efecto lifting” que va a ser muy eficaz para disminuir, al menos parcialmente, la flacidez facial.


Este tratamiento se basa en relajar la musculatura depresora que produce el descolgamiento de la piel suprayacente para, de esta forma, permitir que los músculos elevadores faciales puedan fortalecerse y eleven las estructuras faciales de forma más eficaz. Para ello tenemos que actuar principalmente sobre tres músculos:

  • Músculo depresor de la comisura bucal. Es el encargado de producir un descenso de las comisuras bucales dando el aspecto de “cara de pena” o “cara de marioneta”. Al relajarlo mediante la utilización de botox conseguimos que los músculos elevadores de la comisura bucal actúen más eficazmente, cambiando el rictus triste por una expresión más alegre y suavizada.
  • Músculo platisma. Se trata de un músculo que se extiende por todo el cuello de forma muy superficial adherido a la piel y se inserta en el arco mandibular. En ocasiones forma cordones a lo largo del cuello asemejando las cuerdas de un violín. Realizando pequeños pinchazos de Botox a lo largo de su inserción en la arcada mandibular y en cada uno de los cordones formados, conseguimos un aspecto muy relajado en el cuello e impedimos al mismo tiempo que ejerza su acción depresora, favoreciendo nuevamente el efecto de estiramiento facial o efecto lifting.
  • Músculo masetero. Se encuentra por encima de la zona más posterior de la mandíbula. En ocasiones se encuentra muy desarrollado aumentando el volumen total del tercio inferior de la cara dando mas aspecto de pesadez al óvalo de la cara. Al relajarlo suavemente con el botox conseguimos nuevamente afinar y dar ligereza al rostro.

Esta técnica se puede combinar de forma eficaz con otros tratamientos para potenciar sus efectos como el ácido hialurónico o la radiofrecuencia.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.