Blog Grupo Pedro Jaén

Liquen, una dermatosis con muchas ‘caras’

Posted by:

Liquen, una dermatosis con muchas ‘caras’

Cuando a un paciente se le diagnostica un liquen, lo primero que hay que advertirle es que no estamos ante una enfermedad que se contagie.

El término Liquen hace también referencia a un ser vivo que se desarrolla en múltiples hábitats y con gran cantidad de formas.

El liquen plano (LP) es una enfermedad inflamatoria crónica poco frecuente, que según estadísticas, supone entre un 0,2 y un 1% de las consultas dermatológicas. Habitualmente se ve en la piel pero también puede afectar a las mucosas (oral o genital). En raras ocasiones también se involucra el pelo o las uñas.

El cuadro típico es el de un paciente con lesiones de un tono rojo-violaceo, sobreelevadas, aisladas o formando pequeñas agrupaciones, en muñecas y/o tobillos. El picor es moderado y característicamente se mitiga con el rascado superficial, solo con la yema de los dedos. Es de aparición progresiva y puede también afectar al tronco y resto de extremidades. En un 50% de casos hay afectación de mucosas: boca, lengua y genital.

Las estrías de Wickham identifican esta enfermedad. Son unas finas líneas blanquecinas sobre las lesiones, y que le dan un aspecto brillante muy característico.


Cuando afecta a la boca, se manifiesta como un retículo blanquecino en forma de encaje. Como no suele molestar, el hallazgo puede ser casual en el transcurso de una exploración odontológica, ya que en el 15% de las veces es su única localización.

En el origen de la enfermedad está el ataque inmunológico de linfocitos (T citotóxicos) hacia la epidermis. Se ha visto una relación con la infección por virus C de la hepatitis, sobre todo en áreas Mediterráneas.

El análisis al microscopio de una biopsia de liquen típico, muestra en la dermis un patrón denominado liquenoide (infiltrado en banda linfomonocitario), además de unos cambios en la epidermis, que lo hace fácilmente identificable al microscopio para el patólogo.

TIPOS CLÍNICOS

  • Liquen plano: Es la variante principal que ya se ha descrito.
  • Liquen de mucosas: Puede pasar desapercibida o ser muy molesta si cursa con erosiones (Liquen erosivo). Ver también liquen escleroatrófico más adelante.
  • Liquen pilar: El liquen afecta al folículo del pelo produciendo su atrofia y pérdida del mismo. Es más frecuente en mujeres. Se establece tras meses con picor difuso en la cabeza que termina desembocando en una superficie roja lisa y brillante, con pérdida salteada de pelos. La alopecia frontal fibrosante con retraso de la línea de implante de frente y patillas sería en muchos casos un liquen pilar.
  • Liquen escleroatrófico: En esta variante lo que predomina es la atrofia y pérdida de la textura normal de la piel. Cuando afecta a mucosa genital, esta disminución en la elasticidad puede llegar a producir fisuras o erosiones que terminan comprometiendo la actividad sexual. Las cremas con corticoides y/o testosterona mejoran el proceso cuando está en sus comienzos; la circuncisión es la opción terapéutica cuando está avanzado.
  • Liquen striatus: Es una variante lineal típica de la infancia, con regresión espontánea en unos meses. Suele dejar una ligera hipopigmentación residual.
  • Liquen nitidus (nitidus = brillante): Esta entidad granulomatosa es considerada por algunos una entidad independiente y para otros una variente de LP. Son lesiones casi puntiformes y brillantes, raramente agrupadas.
  • Liquen aureus: Llamado así por su parecido con el LP, en realidad se trata de una dermatosis hemorrágico-pigmentaria.
  • Liquen por fármacos: Antipalúdicos, sales de oro, penicilamina, betabloqueantes, diuréticos tiazídicos, están entre los que pueden producir lesiones difíciles de distinguir del LP. El periodo de latencia hasta su aparición varía entre 2 meses y 3 años en el caso de penicilamina y sales de oro; algunas semanas para los antipalúdicos.
  • Reacción liquenoide en la reacción injerto contra huesped: Puede aparecer en los trasplantados de médula ósea.
  • Liquen simple crónico: Aunque se llame así y se parezca, no es un auténtico liquen. Son placas de piel engrosada por el rascado continuo, en una zona de picor permanente. Se inicia un círculo vicioso donde el proceso se perpetua. La Dermatitis Atópica puede desarrollar placas de este tipo.

TRATAMIENTO DEL LIQUEN PLANO

El liquen plano tiene una evolución variable, mejorando en meses o con tendencia a cronificarse en las formas que afectan al pelo o a las mucosas. La posibilidad de rebrote existe, sobretodo en las formas generalizadas.

El abordaje terapéutico dependerá del tipo de liquen y su localización. Es todo un arte combinar todos los recursos terapéuticos que disponemos para controlar este proceso. Los corticoides orales y/o tópicos son los de primera elección la mayoría de las veces como terapia de choque. Además se puede recurrir a retinoides, PUVA, inhibidores de la calcineurina, ciclosporina, talidomida…

Este algoritmo es una aproximación al tratamiento del liquen oral.

La Organización Mundial de la Salud considera al liquen plano oral como una enfermedad potencialmente maligna. La posibilidad de desarrollo de un carcinoma epidermoide en las lesiones de mucosas, aunque poco probable, aconseja el seguimiento de las mismas y su biopsia en caso de erosión o úlcera.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.