Blog Grupo Pedro Jaén

Melanoma de la piel, factores de riesgo

Posted by:

Melanoma de la piel, factores de riesgo

Mis pacientes me preguntan frecuentemente si tienen riesgo de padecer un melanoma de la piel. La respuesta depende de muchos factores que hoy sabemos se asocian con este tipo de cáncer de piel.

La gran mayoría de los melanomas (85-90%) se pueden explicar por una exposición solar excesiva en personas de raza blanca. Las quemaduras solares, sobretodo durante la infancia, y el uso de centros de bronceado son importantes factores de riesgo. Las personas pelirrojas o rubias y los individuos con ojos claros o azules también corren mayor riesgo. La aparición de pecas en cara, hombros o espalda son una señal de que nos ha dado demasiada radiación ultravioleta, el principal causante del melanoma de la piel.

En personas de piel oscura, sin embargo, los melanomas son muy infrecuentes debido a la protección natural que les proporciona el pigmento de su piel.


Afortunadamente es rara la aparición de un melanoma en la piel en los niños y adolescentes. La mayor parte de los casos se dan en mujeres y hombres mayores de 45-50 años pero también se detectan en adultos más jóvenes, siendo más frecuente en mujeres en edades más tempranas. Un antecedente personal de melanoma es otro factor importante ya que aproximadamente un 6-8% de los pacientes tienen más de un melanoma durante su vida.

Aproximadamente un 10% de los pacientes con melanoma de la piel tienen antecedentes familiares.


Esto quiere decir que influyen mucho los factores genéticos. Cuando a varios miembros de una familia se les ha diagnosticado un melanoma de la piel, probablemente estemos ante el llamado síndrome de nevus displásico familiar. Estos pacientes normalmente tienen además gran cantidad de lunares (lunar = nevus), muchos de los cuales son de mayor tamaño y de pigmentación irregular (“nevus displásico”).

Aún sin antecedentes familiares, los pacientes con gran número de lunares y los que tienen múltiples lunares o nevus displásicos también presentan un mayor riesgo de melanoma de la piel. Por esta razón es recomendable que este grupo de personas se hagan un seguimiento regular de sus lunares por un dermatólogo.

La técnica diagnóstica que se usa en casos de melanoma familiar y/o personas con múltiples nevus displásicos es la dermatoscopia digital. Este método básicamente consiste en fotografiar los lunares que deben ser controlados con una cámara digital especial que también permite el análisis microscópico de las lesiones. Las imágenes se archivan y pueden compararse con el aspecto de los lunares en posteriores revisiones.

Cualquier cambio morfológico permitirá al dermatólogo hacer un diagnóstico precoz si aparece un melanoma en la piel.


0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.