Blog Grupo Pedro Jaén

Melanoma en el embarazo

Posted by:

Melanoma en el embarazo

El melanoma maligno es uno de los cánceres más frecuentes en mujeres jóvenes. En la edad reproductiva de una mujer, el melanoma es el tercer cáncer más frecuente, después del cáncer de mama y el de cuello de útero. Hay estudios que lo sitúan como el cáncer más frecuente durante el embarazo y la lactancia. Se estima que durante este periodo el riesgo de melanoma se sitúa por encima de una de cada mil mujeres.

Cualquier cáncer en la mujer embarazada nos plantea posibles cambios en el pronóstico, en el tratamiento y la ocasional afectación del feto, tanto por la enfermedad como por el tratamiento que realicemos.


Hasta hace poco ha existido una creencia generalizada en la comunidad científica de que el melanoma en el embarazo tiene peor pronóstico y es más agresivo que en la población general. Algunos autores defienden este mal pronóstico por posibles influencias hormonales. No obstante, como demuestra un reciente artículo publicado en el mes de octubre en la revista de la Academia Americana de Dermatología, la mortalidad y, por tanto, el pronóstico del melanoma durante el embarazo y la lactancia no difiere de la que presenta la población general.

El grupo sueco liderado por Anna L.V. Johansson estudió a 6587 mujeres de edades comprendidas entre los 15 y 44 años que tuvieron melanoma entre 1963 y 2009. De ellas, 1019 casos se dieron durante el embarazo o la lactancia. Las diferencias de mortalidad en los dos grupos no fueron estadísticamente significativas. El pronóstico en ambos grupos dependía del estadio en el que se realizó el diagnóstico de melanoma. Cuando el melanoma se diagnostica de forma precoz las tasas de supervivencia son elevadas.

Sin embargo cuando se realiza un diagnóstico tardío, sobre todo cuando existe metástasis en el momento del diagnóstico o es un melanoma nodular, el pronóstico es pésimo.


El manejo de los lunares y de los melanomas durante el embarazo debe ser igual al resto de la población. Las mujeres embarazadas deben someterse a una exploración dermatológica y en caso de sospecha de lunar maligno se debe proceder a su extirpación quirúrgica. La dermatoscopia digital se convierte por tanto en un elemento esencial para el diagnóstico precoz de un posible melanoma durante el embarazo.

Tratamiento del melanoma en el embarazo

En cuanto al tratamiento no debemos olvidar que no hay ninguna contraindicación para el tratamiento quirúrgico. Cuando esté indicada la biopsia selectiva del ganglio centinela el procedimiento debe realizarse. Al biopsiar el ganglio descartaremos la extensión linfática del cáncer de piel. En los casos en los que este ganglio sea positivo estará indicada la extirpación de la cadena ganglionar (linfadenectomía), ya que con las técnicas actuales de anestesia, puede realizarse la cirugía sin ningún problema para la madre ni para el feto.

Concluyendo, queremos recordar la importancia del examen dermatológico de la mujer embarazada, ya que un diagnóstico precoz del melanoma salva la vida de la paciente.


Se trata de uno de los tumores más frecuentes durante el embarazo y con una sencilla intervención quirúrgica con anestesia local podemos solucionar un grave problema.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.