Blog Grupo Pedro Jaén

Peeling químico para rejuvenecer

Posted by:

Peeling químico para rejuvenecer

El peeling químico es una técnica de rejuvenecimiento que mejora de forma notable el aspecto de las piel de una manera sencilla, rápida e indolora, permitiendo al paciente continuar con sus actividades diarias ya que no precisa un tiempo de recuperación post-tratamiento.

El peeling químico consiste en la aplicación de una solución química irritante sobre la piel que provoca la exfoliación de capas más o menos superficiales de la misma. Esto produce una renovación de las capas de la piel siendo sustituidas por otras nuevas de mejor calidad.

La reparación con una nueva epidermis y un nuevo tejido conectivo dérmico consigue como resultado final un aspecto rejuvenecido de la piel.


Los peelings superficiales se realizan fundamentalmente con alfa-hidroxiácidos (ácido glicólico), ácido tricloroacético (10-15%), la solución de Jessner, la pasta de Unna y la nieve carbónica.

La piel adquiere un aspecto más luminoso, mejora su textura, cierra los poros, atenua las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas. Además, aporta uniformidad al tono de la piel eliminando manchas ocasionadas por el sol, dándole en conjunto un aspecto más juvenil y saludable.

Este tipo de peeling ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas, y pone a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico.


Se prepara la piel del paciente con una sustancia desengrasante como acetona o alcohol al 70% para eliminar células muertas y restos de suciedad. A continuación, protegemos las zonas más sensibles con vaselina y aplicamos el ácido que consideremos más adecuado para el problema y la zona tratar. Despúes de unos pocos minutos en los que el paciente puede sentir un leve picor en la piel, neutralizamos el producto con una base y a continuación aplicamos una mascarilla calmante.

El paciente deberá usar un fotoprotector los dias previos y posteriores al tratamiento de peeling químico. Después del peeling deberá usar unicamente una crema hidratante, evitando compuestos que puedan irritar la piel tratada.

Presentará la piel levemente enrojecida y con una fina descamación o sequedad los 3 o 4 días posteriores al tratamiento. A la semana del peeling químico la piel ya está totalmente recuperada, presentando un aspecto luminoso.

Se realiza una sesión cada uno o dos meses aprovechando los meses de menor exposición solar.


Se trata de una técnica muy útil y segura para cuando queremos mejorar el aspecto de nuestra piel de una forma sencilla y natural.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.