Blog Grupo Pedro Jaén

Piel sana con mesoterapia facial

Posted by:

Piel sana con mesoterapia facial

Cuantas veces nos miramos al espejo y nos disgustamos porque echamos de menos la sensación de tener “buena cara”. Cuando ni las cremas ni el maquillaje consiguen disimular el tono apagado de nuestra piel y la falta de frescura e hidratación se traducen en un aumento de arruguitas y flacidez. Gracias a la mesoterapia facial podemos conseguir una piel sana.

El estilo de vida que llevamos, la edad, la exposición al sol y a factores externos como el tabaco y la polución afectan a nuestra piel volviéndola más fina y sensible, más deshidratada y sin el brillo y frescura de la piel joven.


Para combatir estos signos y en aquellas ocasiones en las que queremos que nuestra piel luzca en todo su esplendor, contamos con una técnica sencilla y eficaz que es la mesoterapia facial. Es un procedimiento mínimamente invasivo pero con un importante efecto flash. Consiste en realizar microinyecciones muy superficiales en zonas como la cara, cuello, escote y manos mediante las cuales introducimos en la dermis superficial sustancias como el ácido hialurónico solo o asociado a cócteles vitamínicos. De esta forma, con la mesoterapia facial, llegamos a zonas donde ni la mejor crema es capaz de profundizar.

Cómo consigue una piel sana la mesoterapia facial

Simplemente los pequeños pinchazos que realizamos en la mesoterapia facial tiene un efecto reparador sobre la piel que aumenta la síntesis de colágeno y la formación de nuevos vasos como respuesta a esas pequeñas injurias sufridas. En cuanto a las sustancias que podemos introducir el que marca la diferencia sin duda es el ácido hialurónico. Dicha sustancia, que existe de forma natural en nuestra piel, pero que se va perdiendo con los años, actúa como una esponja atrayendo y reteniendo hasta mil veces su peso en agua. El resto de sustancias como vitaminas, minerales, ácidos nucleicos… se añaden para potenciar el efecto antioxidante y de revitalización. Si bien, no existe ningún estudio científico serio que confirme su eficacia determinante en la piel cuando se emplean aislados.

Para minimizar las pequeñas molestias de los pinchazos se recomienda la aplicación de una crema anestésica una media hora antes.


Los efectos secundarios de la mesoterapia facial son mínimos y de corta duración como la aparición de pequeños hematomas y/o puntos de inflamación. Por ello, y porque el máximo efecto se observa pasados unos días, se recomienda programar la sesión unos 10 días antes de ocasiones especiales. La frecuencia de las sesiones se debe adaptar a cada caso particular, en función del estado de la piel y de si pretendemos un tratamiento de choque o de mantenimiento. En el primer caso se recomiendan unas 3 sesiones cada 3-4 semanas y para mantenimiento cada 3 meses aproximadamente.

En resumen, con la mesoterapia facial podemos devolver a la piel un aspecto saludable, luminoso, que suaviza marcas y arruguitas finas y con cierto efecto tensor. Permite tratar zonas delicadas como la zona periocular y peribucal y los pacientes pueden incorporarse inmediatamente a sus actividades sin periodos de recuperación.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.