Blog Grupo Pedro Jaén

Piojos, qué debemos saber

Posted by:

Piojos, qué debemos saber

¿Qué son los piojos o pediculosis cápitis?

La infestación por piojos es endémica en la población escolar en España y en muchos países desarrollados y en vías de desarrollo. No tienen relación con el estrato social, o la higiene y cada vez observamos más resistencias a los tratamientos habituales, por lo que debemos buscar otras alternativas.

Debemos subrayar, que la infestación por piojos o pediculosis es ante todo una entidad dermatológica que debe ser valorada y tratada en consulta por profesionales cualificados. En la consulta de dermatología es frecuente diagnosticar una infestación por piojos en niños en edad escolar, si bien el motivo de consulta inicial puede ser un picor acentuado en cuero cabelludo, o eccemas en la zona de la nuca.

Es importante señalar que los piojos no transmiten enfermedades, por lo que el tratamiento se va a realizar para mejorar la sintomatología asociada y para evitar contagios en el entorno escolar y familiar.


Los piojos son insectos muy pequeños, que miden de 2 a 3 mm, de color pardo. Se alimentan de pequeñas cantidades de sangre del cuero cabelludo y en la zona de inoculación pueden ocasionar prurito. Ponen los huevos en la raíz del pelo (liendres) que tienen forma ovalada y miden unos 0,3-0,5mm, por lo que son muy difíciles de detectar generalmente, si no se realiza una revisión minuciosa del cuero cabelludo del niño. Las liendres se adhieren firmemente al pelo, en la zona de la raíz, cerca de la nuca y detrás de las orejas.

Un cepillado normal no es capaz de desprenderlas, por este motivo es aconsejable el empleo de liendreras, que son peines con muy poco espacio entre las púas. Fuera del cuero cabelludo los piojos sólo sobreviven unas 24 horas. Los piojos viven aproximadamente 28 días. Pueden multiplicarse rápidamente, poniendo hasta 10 huevos por día. Este ciclo se puede repetir cada 3 semanas si no se realiza un adecuado tratamiento.

¿Cómo se produce el contagio?

Los piojos no vuelan ni pueden saltar. La vía de contagio es el contacto directo, lo que es común en los niños, durante los juegos. También el hecho de compartir peines o sombreros puede ocasionar el contagio.

¿Cuáles son los síntomas de la pediculosis?

El síntoma más común de la pediculosis es el picor localizado en la nuca y detrás de las orejas, pero es importante saber que este síntoma puede tardar en aparecer hasta 3 semanas. La mayor parte de la picazón se produce detrás de las orejas o del cuello. Este picor suele ser el motivo por el que los niños acuden a la consulta y debemos descartar otras causas como eccemas, o intolerancia a productos de higiene.

¿Cómo se tratan los piojos?

El tratamiento con medicamentos específicos debe iniciarse una vez se ha comprobado que existen liendres o se observan adultos vivos en el cuero cabelludo del niño. Existen múltiples productos que se consideran “naturales” como alternativa a los medicamentos, pero su eficacia en algunos casos es muy limitada o inexistente.

En la farmacia podemos encontrar diversos productos destinados a eliminar las infestaciones por piojos. Generalmente los dermatólogos aconsejamos una alternacia de productos, ya que se han documentado resistencias a los tratamientos habituales, por un empleo masivo de los mismos. Al inicio del tratamiento, casi todos los pediculicidas ofrecen buen resultado, pero a medio plazo es cuando surgen las resistencias. El producto que más se emplea es la permetrina al 1% y debido a su empleo masivo y preventivo han surgido las resistencias. Normalmente recomendamos que la permetrina se aplique una vez y se repita a los 5-7 días.

Si nos excedemos en el número de aplicaciones podemos ocasionar eccemas en el cuero cabelludo y las temidas resistencias. Otro punto a destacar es que debemos asegurarnos de que no queden liendres (huevos).


Recientemente, diversas revistas de prestigio internacional como Pediatric Dermatology y The New England Journal of Medicine hacen mención a la eficacia y seguridad de un nuevo tratamiento tópico para la pediculosis, que desde hace tiempo ya se empleaba vía oral para el tratamiento de infestaciones por parásitos como las filariasis y oncocercosis. Las publicaciones coinciden en que la ivermectina tópica al 0,5% es un tratamiento muy eficaz, con el que podemos contar en casos de fracaso de otras opciones o incluso como primera elección si se considerase necesario. La loción a base de ivermectina se administra sobre el pelo seco y se retira con agua templada a los 15 minutos y solo es preciso realizar una sola aplicación. También recomendamos en casos complicados o infestaciones recurrentes fórmulas que incluyan permetrina junto a ivermectina para ampliar el espectro de acción del tratamiento aplicado.

Podemos puntualizar que la ivermectina era ya un “viejo” conocido entre los dermatólogos y su empleo vía oral también se había extendido a ciertos casos muy seleccionados de pediculosis persistentes y escabiosis (sarna). En cuanto a las formuaciones vía tópica llevamos algunos años realizándolas, pero estos artículos son de enorme utilidad para comprobar tanto eficacia como seguridad en su empleo.

No obstante, los expertos coinciden en que debe emplearse ivermectina sólo cuando los tratamientos clásicos fracasan.


Existe cierta reticencia entre los padres a empezar medicamentos para el tratamiento de las infestaciones por piojos y en muchas ocasiones se recurre a productos “naturales” y de herbolario, para los que no existen estudios controlados ni evidencia científica de su eficacia, aunque están muy extendidos (aceite de árbol de té, homeopatía, vinagre…). El ácido acético que contiene el vinagre, produce que el peine se deslice mejor por el cabello y facilita la eliminación de las liendres, pero no actúa como pediculicida ni siquiera como repelente. El alcohol sí tiene cierto efecto pediculicida pero es mucho menos eficaz que otros productos.

Otros tratamientos que están disponibles en farmacias son lociones con piretrinas y dimeticona. Esta última es un polímero que asfixia a los especímenes adultos y desprende las liendres fácilmente y no tiene absorción sistémica. El único inconveniente es que existen recurrencias documentadas.

¿Cómo aplicar las lociones?

Como hemos comentado previamente, cada piojo hembra pone en el cuero cabelludo unas 10 liendres al día. Pasados 7-10 días, nace el piojo que el cual se convierte en adulto a las 2 semanas y puede poner huevos de nuevo.

Normalmente todas las lociones se aplican por la noche y se procede al lavado del cabello a la mañana siguiente, si bien es cierto que la permanencia del producto durante 2-3 horas es suficiente en muchos casos. La permetrina se repite a los 7 días, para asegurarnos de que no haya quedado ninguna liendre viva que de lugar a otro piojo.

Dado que no todos los productos son 100% ovicidas (matan los adultos pero no todos los huevos) queremos incidir en que el empleo diario de la liendrera es fundamental para asegurar el éxito del tratamiento. Este peine de escaso espacio entre las púas, debe pasarse durante el tratamiento con el producto pediculicida y a diario una vez completado el tratamiento para asegurarnos de que no haya recaídas.

¿Y podemos prevenir la infestación por piojos?

Es muy importante señalar que para evitar la aparición de resistencias, nunca debemos emplear ningún pediculicida como profiláctico, ya que estaríamos exponiendo a los niños a un exceso de producto sin obtener ninguna ventaja.

Como medida preventiva realizaremos revisión diaria del cuero cabelludo del niño, empleo de suavizantes y desenredantes sin aclarado ya que esto dificulta que el piojo se fije al pelo y liendrera a diario o cada 48 horas.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.