Blog Grupo Pedro Jaén

Rosácea y piel reactiva, profundización en sus bases genéticas

Posted by:

Rosácea y piel reactiva, profundización en sus bases genéticas

La rosácea no mata a nadie, pero puede hacer la vida bastante miserable. La afectación de la calidad de vida es la cuestión principal en muchos pacientes. Ruborizarse y tener flushing puede ser doloroso y poco atractivo. Por eso, los avances en la investigación sobre la rosácea son siempre una buena noticia.

Si hay un área en Dermatología en cuyo conocimiento se está avanzando con pasos de gigante, esta es la rosácea. En los dos últimos años la literatura científica ha sido prolífica en publicaciones que ahondan por primera vez en los mecanismos genéticos y moleculares que subyacen a esta condición cutánea.

Existen varios factores implicados, cuyo grado de protagonismo está aún por determinar: los desencadenantes medioambientales, la alteración de la barrera cutánea, la hiper-reactividad de la inmunidad innata, la hipersensibilidad e inflamación neurovascular y la parasitación por el Demodex foliculorum.

La cuestión final es que determinados desencadenantes medioambientales que en condiciones normales no deberían producir reacción cutánea alguna, al incidir sobre un paciente genéticamente predispuesto producen una reacción cutánea exagerada en forma de vasodilatación, inflamación, e irritación nerviosa que clínicamente se traducen en enrojecimiento, “flushing”, telangiectasias, ardor, picor, dolor, y en determinados tipos de rosácea, pápulas, pústulas, fimas o afectación ocular.

Los desencadenantes

Por orden de importancia son: exposición solar, estrés emocional, calor, viento, ejercicio físico importante, consumo de alcohol, baños calientes, comida picante y una larga lista.

Los factores genéticos

No se ha encontrado “el gen de la rosácea”, pero los estudios en matrices de genes han puesto de manifiesto que en los pacientes con rosácea se sobre-expresan unos genes distintos de los de la piel normal, y que éstos están implicados en la defensa inmunológica y en la inflamación, así como en el metabolismo lipídico y alcohólico o en la queratinización.

La hiper-reactividad de la inmunidad innata

Las células de la piel de los pacientes con rosácea expresan una cantidad mayor de lo normal de un tipo de receptores que se llaman TLR (Toll Like Receptors). En condiciones normales, la activación de estos receptores se produce ante una agresión cutánea, y desencadena una respuesta inmune de defensa, produciendo péptidos antimicrobianos (catelicidinas) y activando células del sistema inmune. Sin embargo, en la rosácea, pequeños estímulos (radiación ultravioleta, agentes químicos, cambios de temperatura…) son capaces de desencadenar respuestas desproporcionadas que conllevan inflamación.

Hiper-sensibilidad neuro-vascular

La piel está ricamente inervada por una red tridimensional de fibras Camielínicas que penetran en el espesor de la epidermis hasta el estrato granuloso. Estas terminaciones nerviosas no solo tienen un papel en la percepción sensorial (calor, frío) sino que además permiten que el Sistema Nervioso Central ejerza un control metabólico de la piel. Recientemente se han caracterizado unos receptores en estas fibras nerviosas que se llaman TRC (Transient Receptor Channels) que pueden ser activados por la radiación UV, ciertos químicos, picantes y cambios de temperatura. Por motivos que se desconocen, en las pieles con rosácea se activan con mayor facilidad ante estímulos mínimos, liberando neutropéptidos (sustancia P y CGRP) que finalmente producen inflamación, vasodilatación, e irritación nerviosa con la consiguiente sensación de picor y ardor.

Parasitación por Demodex foliculorum

Se discute si se trata de un espectador inocente (muchos investigadores se autodefinen con Demodex-escépticos) o si es un desencadenante de inflamación en las formas papulopustulosas de la rosácea. Recientemente se ha sugerido que una bacteria (Bacilus oleronius) que habita en el demodex sería la causante de la inflamación.

La caracterización de todos estos mecanismos fisiopatológicos permite definir nuevas dianas moleculares que podrían servir para el diseño de estrategias de tratamiento eficaces y para comprender mejor las razones por las que tratamientos clásicos, como las tetraciclinas, resultan tan eficaces.


De hecho ya se están introduciendo en el mercado cosméticos para pieles reactivas que incluyen en su composición moléculas que interfieren en uno u otro punto de esta compleja cascada inflamatoria y que son buenos coadyuvantes del tratamiento médico.

1


Discussion

  1. Martha Isabel Soto Correa  octubre 17, 2013

    Cordial Saludo
    Hace un año y medio padezco de rosacea, pero ningún tratamiento ha sido efectivo (metronidazol, eritromicina en geles) Antibiotico minocilcina. Cutacelan
    Me gustaría estar enterada de los avances en tratamientos
    Gracias

    (reply)

Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.