Blog Grupo Pedro Jaén

Tipos de peeling

Posted by:

Tipos de peeling

El peeling químico es un procedimiento con más de 100 años de historia y sin embargo de máxima vigencia en la actualidad.

Consiste en la aplicación de un producto químico sobre la piel con el propósito de eliminar las capas más superficiales promoviendo que sean reemplazadas por otras nuevas de mejor calidad.

Beneficios de los diferentes tipos de peeling

Beneficios en profundidad: El efecto beneficioso del peeling no solo se limita a la renovación superficial de la piel, sino que logra actuar en profundidad estimulando la síntesis de colágeno, mejorando la organización de las fibras elásticas y aumentando el grosor de la dermis. Por tanto, en contra de lo que la palabra peeling puede hace pensar, no vamos a estar ante una piel más fina y adelgazada sino que conseguiremos una piel más joven y resistente.

Ello se traduce en:

  • Una piel más bonita y luminosa.
  • Menos manchas y cicatrices.
  • Mejoría de arrugas finas.

Los tipos de peeling se clasifican en función de su poder de penetración:

  • Superficiales.
  • Medios
  • Profundos.

Cuanto mayor penetración mayor renovación, pero el tiempo de recuperación también será más largo.

Los tipos de peelings empleados son los superficiales y medios. Los profundos se realizan con mucha menos frecuencia por su agresividad y riesgo de efectos secundarios. Además con la aplicación repetida de peelings más superficiales se puede obtener el resultado de uno más profundo con menos complicaciones.

Dentro de los peelings superficiales los más empleados son los que llevan ácido salicílico, alfahidroxiácidos como el glicólico y ácido tricloroacético entre otros.

Tratamientos de peeling

El ácido salicílico es especialmente empleado para el tratamiento del acné y sus cicatrices por su efecto queratolítico (rompe las uniones de la capa córnea) y regulador de la producción de grasa. Se trata de un peeling muy seguro ya que a los pocos minutos cristaliza en la piel descartando el riesgo de absorción y quemadura cutánea.

El ácido glicólico en cambio tiene mayor poder de penetración en la piel y es capaz de aumentar a nivel de la dermis la producción de colágeno y el grosor de esta capa. Precisamente este poder de penetración obliga a que la técnica sea siempre realizada por un profesional experto que la conozca perfectamente y que sepa interpretar los signos observados durante el procedimiento puesto que un mal uso del mismo puede conllevar quemaduras y otras complicaciones no deseadas.

El ácido tricloroacético se emplea en distintas concentraciones según el tipo de peeling que queramos realizar, superficial o medio. Actúa mediante coagulación de las proteínas. Al igual que se obtiene con algunos láseres la remodelación del colágeno puede continuar durante más de 6 meses.

Técnica del peeling

La técnica del peeling, por lo general, resulta muy cómoda para el paciente con mínimas molestias y la posibilidad de reincorporación inmediata a su rutina diaria. En muchos casos no se observa descamación de la piel o es ligera.

El resultado es acumulativo tras varias sesiones, pero desde la primera la piel está más lisa y luminosa, el poro más cerrado y con disminución de manchas, cicatrices y arrugas finas. Además las pieles tratadas con peelings absorben y aprovechan mejor los tratamientos que nos hacemos en casa y otros tratamientos estéticos, obteniendo mejores resultados y más duraderos.

Dra. María Marcos

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.