Blog Grupo Pedro Jaén

Toxina botulínica, ¿a qué edad comenzar?

Posted by:

Toxina botulínica, ¿a qué edad comenzar?

Muchas mujeres y cada vez más hombres se preguntan a qué edad es aconsejable comenzar a recibir inyecciones de toxina botulínica. Se trata de una pregunta recurrente en la consulta cuando proporcionamos consejo cosmético por primera vez a nuestros pacientes.

El bótox se ha convertido en los últimos años en uno de los procedimientos más seguros y sencillos de realizar para otorgar una expresión facial serena y relajada, evitando la aparición de arrugas inestéticas.


De hecho, es un tratamiento cada vez más demandado y a edades cada vez más tempranas, al igual que otros procedimientos estéticos. Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en el año 2011, ya el 22% de los procedimientos estéticos se realizaron a pacientes menores de 30 años, correspondiendo el 43% a pacientes de 30 a 44 años y el 35% a mayores de 45.

La toxina botulínica se administra mediante pequeñas inyecciones en zonas estratégicas del rostro, para conseguir aumentar la accion de la musculatura elevadora facial. De esta forma obtendremos un efecto “lifting” muy natural y favorecedor. Es una técnica temporal y reversible, que se adapta mucho mejor al proceso natural de envejecimiento. De esta forma, vamos a administrar en cada momento la dosis adecuada a las necesidades del paciente.

Si dejamos de administrarlo, en contra de lo que algunos pacientes creen, no aparecerán más arrugas: simplemente, comenzarán a manifestarse.


La mayoría de especialistas coincidimos en que los mejores resultados se obtienen entre los 25 y 40 años, debido a la ausencia de flaccidez y a que la piel es mas lisa. Pero cada paciente debe ser valorado de forma individual, a la hora de indicarle un tratamiento con toxina botulínica.

Para comenzar un tratamiento, debemos analizar la actividad de la musculatura facial, su “fuerza” y sus efectos sobre la expresión del paciente. La edad de comienzo depende más de las características anatómicas del rostro, que de la presencia de arrugas de expresión. De hecho, cuando empiezan a intuirse muy ligeramente, sería el momento de comenzar a someterse a un tratamiento con toxina botulínica, ya que relajando la musculatura facial responsable del inicio de estas arrugas conseguimos prevenir su aparición, de forma más discreta y natural que si comenzamos más tarde.

No obstante, dado que no existe una edad “límite” para recibir la primera aplicación de toxina botulínica, la decisión dependerá de las necesidades del paciente y los objetivos que deseen alcanzar.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.