El resultado del trasplante capilar es totalmente natural.

Es importante atender a los cuidados de trasplante capilar pre y post-quirúrgicos y seguir estos consejos para optimizar los resultados del trasplante capilar.

Antes de la cirugía de trasplante capilar

El paciente debe evitar la toma de medicamentos antiinflamatorios y aspirina 10 días antes de la cirugía, así como evitar el alcohol, café y tabaco las 24 horas previas a la intervención. En caso de utilizar Minoxidil, debe suspenderlo 1 semana antes de la intervención; sin embargo, no es necesario suspender la toma de finasteride.

El paciente debe acudir al quirófano con el pelo limpio (a ser posible, habiéndolo lavado la víspera o a primera hora de la mañana), en ayuno de al menos seis horas, y con un acompañante. Es bueno saber que no es recomendable conducir en el viaje de regreso a casa, debido a la administración de sustancias que pueden comprometer su estado de alerta y ralentizar sus reflejos.

Después de la cirugía de trasplante capilar

El trasplante capilar es una cirugía mínimamente invasiva, por lo que el paciente no se queda ingresado. Tras la intervención, es necesario tomar medicación antiinflamatoria y antibiótica unos días, y que el paciente realice reposo relativo. A los pocos días de la intervención el paciente ya se puede reincorporar a su vida socio-laboral. El cuidado de los folículos trasplantados es sencillo: evitar la fricción los primeros días y lavar el cabello de forma meticulosa. Es habitual que los primeros días se formen pequeñas costras en los folículos trasplantados.

En nuestra Unidad de Tricología realizamos un seguimiento estrecho de los primeros días post-trasplante, instruyendo al paciente en la forma de realizar las curas, el lavado del cabello, etc, para optimizar el resultado del trasplante capilar. A los 13-16 días se retiran los puntos de la zona donante (técnica FUSS). La cicatriz de la tira queda cubierta por el pelo circundante haciendo que sea irreconocible desde el día después de la cirugía. Unas semanas después de la cirugía se hará prácticamente imperceptible incluso con el pelo corto, haciendo muy difícil que alguien reconozca que el paciente ha sido operado.

El resultado cosmético final se alcanza a los 12 meses tras la intervención. Ello es debido a que los folículos trasplantados tardan un tiempo en volver a crecer debido al estrés de la cirugía. No obstante, una vez que trasplantamos los folículos a la zona de calvicie, éstos ya nunca se caen. Sin embargo, el resto de cabellos puede seguir el curso de la alopecia, por lo que es imprescindible realizar un correcto tratamiento y seguimiento médico para optimizar los resultados del trasplante. En la mayoría de ocasiones, con un sólo trasplante capilar se obtienen resultados excelentes, pero habrá pacientes con alopecia avanzada que requieran más de un trasplante capilar.

 

Si tiene cualquier duda o quiere venir a consulta contacte en el teléfono 91 431 78 61 o pida cita aquí.