Blog Grupo Pedro Jaén

Uña encarnada

Posted by:

Uña encarnada

La uña encarnada (uña incarnata o onicocriptosis) es una condición dermatológica relativamente común que causa morbilidad y cierta incapacidad en la vida diaria en los pacientes que la padecen. Afecta con mayor frecuencia a la uña del dedo gordo del pie, aunque puede afectar a cualquiera de ellas.

Causas

La causa consiste sobre todo en la desproporción entre el tamaño de la uña y del lecho de la uña, y el engrosamiento o hipertrofia de los pliegues laterales de la misma. Pero existen varios factores que pueden empeorarlo o desencadenar su aparición, como los traumatismos o microtraumatismos por la practica de actividad deportiva, corte incorrecto de las uñas, calzados inadecuados, hiperhidrosis, sobrepeso, hábitos higiénicos insuficientes, enfermedades ortopédicas, infecciones (como las onicomicosis o infección por hongos). Incluso en ocasiones el propio individuo empeora la uña encarnada, porque al presentar molestias en los pliegues laterales, corta el borde lateral de la uña creando una punta o vértice agudo que se puede enclavar a ese nivel, desencadenando la uña encarnada.

Cuadro clínico

Los síntomas que acompañan a la uña encarnada se van a presentar en función del estadio clínico de la enfermedad.

  • Estadio I: dolor, rojez e inflamación en uno o en ambos pliegues laterales de la uña encarnada, que ocasiona molestias al andar o para realizar actividad deportiva.
  • Estadio II: Los síntomas anteriores aumentan en intensidad y además existe hiperhidrosis severa, hipersensibilidad local, aparición de granuloma telangiectásico con exudación serosa o purulenta si se añaden infecciones. El dolor es bastante intenso lo que ocasiona incapacidad para andar.
  • Estadio III: Es el estadio de inflamación crónica, en el que se observa un pliegue lateral hipertrófico, pudiendo ser asintomática o ocasionar episodios de dolor agudo. Si co-existe infecciones se puede llegar a producir osteomielitis (infección del hueso).

Tratamiento

En los casos más leves y en los niños, se puede hacer un tratamiento conservador de la uña encarnada consistente en utilizar calzado ancho, corte correcto de las uñas, técnicas como el masaje de los pliegues laterales de las uñas, tracción del pliegue lateral con cinta adhesiva o utilizando órtesis específicas.

Si estas medidas fallan, o en los casos moderados y graves se realiza tratamiento quirúrgico:

Cuando la causa es el tamaño de la uña, se suele indicar su estrechamiento definitivo. Éste se puede realizar mediante cauterización con fenol o fenolización de la uña. Es un método simple, efectivo y con bajo índice de recidiva. Además se asocia a pocas molestias postoperatorias y con un retorno rápido a las actividades de la vida diaria.
Cuando la causa es la hipertrofia de los pliegues laterales de las uñas, hay que realizar una reducción quirúrgica de estos tejidos blandos. Existen varias técnicas quirúrgicas que se indican en función del grado de severidad de la patología.

En todos los pacientes es además fundamental corregir posibles factores desencadenantes y educar sobre el correcto cuidado de nuestras uñas.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.