Blog Grupo Pedro Jaén

Uso del Óxido Nitroso en Pediatría

Posted by:

Uso del Óxido Nitroso en Pediatría

El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable que se asocia a una lesión tisular real o potencial y que se expresa mediante manifestaciones visibles y/o audible. La sensación de dolor es un fenómeno subjetivo y la valoración del mismo resulta mucho más complicada al tratar con niños, ya que a menor edad menor es la capacidad para identificarlo y expresarlo.

El óxido nitroso, denominado también protóxido de nitrógeno o de forma coloquial como “gas de la risa” tiene dos efectos principales: la sedación consciente y la analgesia. La administración del N2O es sencilla e indolora ya que se administra de manera inhalatoria e incluso puede ser auto-administrado dependiendo de la edad y la colaboración del niño mediante sujeción de la máscara. Tanto el inicio de acción como el cese de la misma son rápidos. Los posibles efectos adversos son leves y escasos. Puede ser utilizado ante diferentes procedimientos que produzcan dolor leve a moderado tanto en solitario como en asociación a otros anestésicos. En Dermatología el uso principal lo tenemos en la realización de biopsias diagnósticas, tratamiento de verrugas con nitrógeno líquido o láser, curetaje de moluscos, cirugía menor

¿Qué es el óxido nitroso?

El óxido nitroso es un gas que se administra inhalado y se utiliza para disminuir el dolor y la ansiedad. A diferencia de la anestesia general, el óxido nitroso no hará que el niño duerma profundamente, sino que le hará sentirse relajado y somnoliento. Como cualquier otro medicamento, proporciona beneficios, pero también pueden darse efectos secundarios al administrarlo.

¿Cuáles son los efectos secundarios del óxido nitroso?

La administración de óxido nitroso es segura y no produce efectos secundarios a largo plazo. Como cualquier medicamento, puede producir efectos adversos durante su administración, entre los más frecuentes en los niños están los vómitos, también puede ocurrir euforia y agitación. No son frecuentes los efectos en la respiración. Como la respuesta es distinta en cada niño, estaremos preparados para resolver cualquier complicación no esperada.

¿Cuál es el modo de administración?

Este gas se administra a través de una mascarilla, el niño puede sostener la mascarilla y respirar normalmente. Si se resiste a usar la mascarilla, como suelen hacer los niños pequeños, el médico o la enfermera le ayudarán a sostenerla. Se comenzará la administración unos minutos antes de empezar el procedimiento, y se mantendrá de forma continua hasta que termine. Durante todo el procedimiento, y hasta que pase el efecto del gas, el niño estará vigilado por un médico. Se interrumpirá la administración del gas en caso de que el niño esté excesivamente dormido o aparezca cualquier efecto adverso.

Una vez que se retira la mascarilla, el efecto del óxido nitroso pasa muy rápido. Por lo general, los niños se despiertan tranquilos, pero es posible que estén un poco desorientados o agitados.

Una enfermera/médico observará al niño hasta que se le pase por completo el efecto del medicamento.

El niño puede comer y tomar líquidos una vez pasado el efecto del óxido nitroso. Cuando llegue a casa, podrá realizar sus actividades habituales.

¿El óxido nitroso es siempre eficaz?

Cada niño es diferente y el óxido nitroso puede no funcionar. Si no es posible llevar a cabo el procedimiento con óxido nitroso, el médico le ofrecerá otras alternativas.

Recomendaciones al alta

En el domicilio, el niño podrá realizar sus actividades habituales.

Una vez en su domicilio, deberá consultar si el niño vomita varias veces, está muy irritable, es difícil despertarlo, presenta síntomas de reacción alérgica: fiebre o escalofríos, manchas en la piel, silbido en el pecho, dificultad para respirar.

Dra. Sandra Fernández

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.