Uñas de las manos cortas y sin pintar contra el coronavirus

Marzo 2020
March, 2020 Nius

La alerta por coronavirus ha centrado el foco de atención en la higiene de manos. El Dr. Carlos Morales, dermatólogo del Grupo Pedro Jaén, nos recuerda que no debemos olvidarnos unas pautas importantes relativas a las uñas. 

¿Ahora más que nunca es recomendable cortarse las uñas?

Sí. La zona de debajo de las uñas es el entorno idóneo para que proliferen bacterias, virus y hongos, ya que se trata de un lugar de difícil acceso a la hora de llevar a cabo las pautas de higiene. Asimismo, este espacio tiende a retener humedad después de lavarse las manos, otro factor que favorece el desarrollo de patógenos.

De hecho, como es una zona especialmente difícil de limpiar, los profesionales sanitarios estamos muy acostumbrados a seguir protocolos de higiene de manos mucho más estrictos. Además, se nos recomienda llevar las uñas cortas y usar guantes en la mayoría de los procedimientos. 

Esta recomendación acerca de llevar las uñas cortas es especialmente importante ahora para toda la población porque está demostrado que, junto con el aislamiento social, la higiene de manos es la principal medida para contener la propagación del virus. Llevar las uñas cortas ayuda a que nuestras manos estén más limpias; así reducimos también el riesgo de extenderlo cuando nos tocamos la cara, la boca o los ojos.

En estos días es más importante que nunca llevar las uñas cortas y limarlas para que no queden picos o astillas que puedan dar cobijo a partículas virales.

¿Debemos evitar pintarnos las uñas en estos momentos?

Sí. Por varios motivos. Por una parte, llevar las uñas esmaltadas puede camuflar la presencia de suciedad debajo de las uñas, con los riesgos que hemos mencionado. Por otro lado, las lacas de uñas tienden a agrietarse después de haberlas aplicado y en estas grietas es posible que se acumulen partículas virales. 

Finalmente, otro motivo para no pintarse las uñas durante esta alerta sanitaria es que el esmalte de uñas obstaculiza la labor de los profesionales sanitarios en caso de que tengan que dispensarnos atención urgente. 

Una de las maneras más rápidas y menos invasivas que tenemos de valorar la saturación de oxígeno (un parámetro que os indica la cantidad de oxígeno disponible en sangre y nos permite evaluar la función respiratoria del paciente) es acoplar un dispositivo llamado pulsioxímetro en forma de pinza en el dedo del paciente. 

Varios estudios realizados al respecto concluyen que la laca de uñas puede interferir en el funcionamiento del sensor y arrojar mediciones erróneas. De hecho, el esmalte de uñas se retira de manera rutinaria en caso de tener que llevar a cabo esta valoración en pacientes con las uñas pintadas. 

Teniendo en cuenta cómo se encuentran actualmente los servicios hospitalarios no parece prudente complicar aún más la labor de los profesionales, máxime si pensamos que las manicuras semipermanentes y las uñas de gel no se retiran fácilmente.

Unidad de Uñas Grupo Pedro Jaén.