Alopecia areata, una alopecia compleja

Publicado por:

Categoría: Tricología

La Alopecia Areata es un tipo de alopecia que se caracteriza por la rápida aparición de parches sin cabello o vello en una zona claramente definida. Cualquier superficie corporal que contenga pelo se puede afectar, aunque con mayor frecuencia ocurre en el cuero cabelludo.

El origen de la alopecia areata es compleja. Mucho se discute sobre las causas de esta enfermedad, pero sigue sin conocerse bien los mecanismos intrínsecos que desarrollan la alopecia, además de los factores desencadenantes de la misma.

Las causas y factores desencadenantes.

Existen varias hipótesis diferentes en cuanto a las causas de la alopecia areata. Los factores genéticos parecen jugar un papel importante, ya que  los pacientes afectados tiene una mayor frecuencia de antecedentes familiares con la alopecia. Y diversos genes parecen estar implicados.

Por otra parte la alteración del sistema inmunitario es de las hipótesis que reúne más apoyo científico en la actualidad.

Parece que existe en la alopecia areata un factor autoinmune que desencadena en el paciente el desarrollo anticuerpos y citoquinas que van a actuar contra diferentes estructuras del folículo piloso.

La frecuente asociación ocasional de la alopecia areata con otras enfermedades autoinmunes como enfermedad de la glándula tiroides, vitíligo, lupus, artritis reumatoide y la colitis ulcerosa, apoyaría esta teoría.

Algunos estudios muestran que el estrés emocional también puede causar o desencadenar la alopecia areata en algunos pacientes, aunque la evidencia científica que apoya esta hipótesis es poco consistente.

Por otra parte existe evidencia científica de la existencia de diversos factores que podrían contribuir al desencadenar de la alopecia: factores hormonales, infecciones víricas y determinadas alergias. Probablemente son varios factores que, combinados entre sí, están implicados en la activación de la alopecia areata en el paciente.

Alteraciones foliculares.

La pérdida del cabello se debe a que los varios folículos en una determinada área entran a la fase de catagen o telogen. En la fase de catagen el folículo deja de crecer y en la fase de telogen se cae. De forma natural nuestros cabellos están en diferentes fases de crecimiento folicular, de forma aleatoria y asíncrona unos con los otros. En la alopecia areata, por razones que se desconocen, los folículos en un área determinada entran en la fase de telogen o catagen al mismo tiempo.

La respuesta inflamatoria autoinmune de la alopecia areata no destruye completamente al folículo piloso, y estos pueden volver a crecer si la inflamación disminuye.

La reacción inflamatoria se concentra en la raíz de los folículos pilosos, a nivel del bulbo, de forma que en el cuero cabelludo no hay ningún signo visible, ni enrojecimiento ni otras alteraciones cutáneas, aunque algunas personas refieren presentar picor en la piel o incluso dolor al tacto. Generalmente, sólo se observará un desprendimiento irregular y agudo del cabello.

Tratamiento de la alopecia areata.

Actualmente no disponemos de alternativas terapéuticas que permitan curar la alopecia areata. Sin embargo con tratamiento el cabello puede volver a crecer.

En algunos pacientes la repoblación capilar ocurre de forma espontánea; en los demás casos se requiere instaurar un tratamiento combinado, que se establece en función de la edad del paciente, forma clínica y extensión de la alopecia areata, y tiempo de evolución de la enfermedad.

Más información sobre alopecia areata a continuación:

- Vanguardia del tratamiento.  

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados