Alopecia y tratamiento láser. ¿Es efectivo?

Publicado por:

Categoría: Tricología

"Hoy por hoy no existe ningún tratamiento láser que haya demostrado ser efectivo para tratar la caída de pelo"

En los últimos tiempos hemos observado un aumento de los pacientes que nos preguntan acerca de la efectividad del láser para tratar la caída de cabello, de la misma forma que en algunos centros se ofrece este servicio para tratar la alopecia como si fuera la solución definitiva o la “cura” para la calvicie. Haciendo una revisión de la literatura médica y evaluando su evidencia científica, podemos decir que hoy por hoy no existe ningún tratamiento láser que haya demostrado ser efectivo para tratar la caída de pelo.

El tratamiento con láser es una terapia segura y muy efectiva para determinadas patologías cutáneas. Algunas de sus principales aplicaciones son la eliminación de vello (depilación láser) o la eliminación de manchas solares (láser de pigmento), el rejuvenecimiento (láser fraccionado) o el tratamiento y prevención del cáncer de piel. En lo que respecta a su mecanismo de acción, el láser consiste en un dispositivo que emite una energía sobre la piel o el cabello, y ésta produce un efecto determinado. En el caso del láser de depilación, la energía induce una destrucción del folículo piloso. Al utilizar el láser para tratar manchas solares, se destruye el pigmento de la piel, desapareciendo la lesión de forma efectiva.

Cuando hablamos de caída de cabello, y más concretamente de la alopecia androgénica, el origen del proceso es la influencia genética unida al efecto de las hormonas masculinas (andrógenos) en la raíz del pelo. No se conoce ningún mecanismo mediante el cual el láser mejore este proceso.

Entonces, ¿Por qué existen dispositivos láser para tratar la caída de cabello?

La aplicación de algunos tipos de láser puede ocasionar una sensación subjetiva transitoria de disminución de caída de pelo, así como una mejora en la textura del cabello. Es difícil establecer si esta mejora es realmente debida al láser o si se trata de una mejoría subjetiva. Lo que sí sabemos es que no existen estudios científicos consistentes que demuestren la efectividad del láser para mejorar la caída de pelo, y sin embargo, sí existen estudios en los que se demuestra que el láser no es efectivo para tratar la alopecia.

¿Es cierto que existen dispositivos láser para tratar la alopecia que se utilizan en casa?

Es cierto, existen en Estados Unidos, cuestan entre 300 y 600 dólares (conocidos como “dispositivos láser de baja intensidad”). Pero ello no quiere decir que sean efectivos. De hecho, la FDA (máxima autoridad regulatoria en cuanto a nuevos fármacos y dispositivos sanitarios) no ha avalado su efectividad, tan solo que no son dañinos. Podemos considerar estos dispositivos, por tanto, como artículos de “cosmética capilar” (ya que como decíamos algunos pacientes notan un efecto de mejora de la textura de su cabello), pero en ningún caso como un tratamiento efectivo para la alopecia, y mucho menos, como el tratamiento curativo.

¿Son dañinos estos dispositivos?

La mayoría de dispositivos de este tipo no son dañinos para el cabello ni para la piel del cuero cabelludo, por eso se han comercializado en Estados Unidos y las clínicas de nuestro país los pueden adquirir. Eso sí, el efecto perjudicial para el paciente puede derivarse del retraso del tratamiento efectivo para su alopecia. Y es que algunos pacientes acuden a la consulta después de haber estado muchos meses, incluso años, en tratamiento con láser para su alopecia, sin haber notado ningún efecto positivo, incluso notando empeoramiento. Y ello supone tiempo perdido sin haber recibido el tratamiento efectivo para su alopecia, que en la mayoría de ocasiones son tratamientos farmacológicos.

¿Qué debe hacer un paciente si presenta caída de cabello?

Lo más importante: debe conocer que la caída de cabello es un problema médico que requiere un adecuado diagnóstico dermatológico del tipo de alopecia para seleccionar el mejor tratamiento. Existen alopecias que requieren un tratamiento activo y a ser posible precoz (con el objetivo de evitar que la caída de pelo progrese), como la alopecia androgénica, habitualmente a base de medicamentos que inhiban el efecto de las hormonas sobre la raíz folicular (finasteride, antiandrógenos). En otros casos, como el efluvio telógeno, no es necesario ningún tratamiento activo ya que es una forma de caída de cabello reversible. Además de estas dos formas de alopecia, existen otras muchas de origen variado y que requerirán un tratamiento individualizado. Por tanto, es imprescindible diagnosticar correctamente el tipo de alopecia antes de elegir el tratamiento.

En conclusión, podemos concluir que hoy por hoy no existen suficientes evidencias como para recomendar la tecnología láser para tratar la alopecia. Afortunadamente, sí existen alternativas terapéuticas farmacológicas efectivas para luchar contra la caída de pelo, pero el tratamiento debe ser prescrito y supervisado por un dermatólogo.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados