Asesoría cosmética: tratamientos para nuestra piel

Publicado por:

Categoría: Estérica complementaria

Cuando nos miramos al espejo existen alteraciones cutáneas visibles a los ojos de cualquier persona: arrugas en reposo, arrugas en movimiento, ciertos tipos de manchas solares, manchas vasculares, etc.

Sin embargo, mediante la asesoría cosmética podemos ver más allá de lo que a simple vista nos puede llamar la atención, y así empezar un tratamiento precoz.

Aspectos estudiados en la asesoría cosmética

De los diferentes parámetros estudiados en la asesoría cosmética, destacamos dos de ellos en este artículo:

Elasticidad:

    • La elasticidad es medida mediante el cutometer. Cuando la elasticidad se ve disminuida la piel presenta un aspecto más flácido. Esta flacidez viene determinada por factores genéticos propios de cada persona pero también por factores externos como la exposición solar crónica o el hábito tabáquico. En ciertas ocasiones podemos ver los parámetros del cutometer dentro de lo correspondiente al rango de edad, pero sin embargo cuando hacemos la ecografía cutánea se ve que existe una pérdida de fibras elásticas, lo cual indica un inicio de pérdida de elasticidad aunque esto no se llegue a traducir en la función medida con el cutometer. La ecografía es una prueba de imagen mediante ultrasonidos que nos permite ver el grosor de las distintas capas de la piel de forma indolora y no invasiva, es muy rápida y nos aporta mucha información.
    • Los tratamientos que recomendaremos para frenar o revertir esta pérdida de elasticidad son aquellos que intentan estimular la síntesis de fibras de colágeno y fibras elásticas. En general, el resultado de estos tratamientos suele objetivarse a los dos o tres meses de la realización de la primera sesión, pues es el tiempo que se tarda la célula de la piel (fibroblasto) en sintetizar las fibras encargadas de aportar tensión desde que son estimuladas. Dentro de este grupo de tratamientos se incluye la radiofrecuencia (Thermage, accent), el láser de Neodimio con longitud de onda de infrarrojos y la inserción de hilos tensores con conos reabsorbibles de ácido poliláctico. Se pueden combinar varias de estas técnicas y además recomendaremos la aplicación de productos tópicos (en crema o serums) con principios activos que busquen efecto tensor.
    • Recientemente hemos incorporado a nuestro arsenal terapéutico un nuevo y revolucionario equipo para el tratamiento de la flacidez: el Ultherapy. Este tratamiento utiliza ultrasonidos focalizados para el tensado de la piel, obteniendo unos resultados más intensos que con tratamientos clásicos como la radiofrecuencia o infrarrojos ya que los ultrasonidos penetran más profundamente atravesando la grasa hasta la superficie del músculo, y sin dolor. Además no presenta efectos adversos ni deja ninguna secuela en la cara de forma que es conocido como un tratamiento “lunch time”, ya que permite la incorporación inmediata a la actividad laboral. La elevación y tensado de la piel se consigue mediante este tratamiento sin necesidad de cirugía, aunque las expectativas deben ser adecuadas y la selección del paciente debe ser la correcta, para lo cual la asesoría cosmética previa es fundamental.

Hidratación:

    • La hidratación viene determinada por el corneometer. En los meses de invierno es frecuente encontrar una disminución de la hidratación de la piel, la mayoría de las veces debido a la agresión que supone el frío o el viento sobre la capa córnea.
    • La forma de mejorar esta hidratación será por una parte mediante hidratación directa en la dermis, lo cual lo conseguimos mediante las inyecciones de ácido hialurónico (mesoterapia). El ácido hialurónico es una de las moléculas que más captación de agua ejerce y con ello la que será capaz de hidratar la piel desde dentro (desde la dermis que es donde se deposita con las inyecciones de mesoterapia). Además, el propio pinchazo de la mesoterapia va a inducir un tensado cutáneo. Pero, además, la hidratación la conseguiremos mediante el uso de productos adecuados a cada tipo de piel. Ya que algunas pieles son más secas que otras (una piel puede ser grasa, con exceso de seborrea pero estar deshidratada con poco agua), la asesoría cosmética permitirá elegir los productos de hidratación más adecuados en cada caso. Además pueden ser recomendables los tratamientos en cabina que intensifiquen la hidratación.

En conclusión, los parámetros de elasticidad e hidratación, que son elementos importantes y de gran impacto en la estética facial, pueden ser estudiados mediante asesoría cosmética y así planteados los tratamientos más adecuados, que además posteriormente en el tiempo pueden irse adaptando y adecuando según la evolución en cada caso. En Grupo de Dermatología Pedro Jaén contamos con una unidad especializada en la Estética Complementaria.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados