Carcinoma de piel

Publicado por:

Categoría: Cáncer de piel

Debido a los cambios en los hábitos de vida que conllevan una exposición solar mayor (veraneo en zona costera, deportes al aire libre, esquí, etc.) cada vez son más los pacientes que son diagnosticados de algún tipo de carcinoma de piel. Esta palabra puede asustar pues hay algunos cánceres o carcinomas agresivos que pueden suponer una amenaza para nuestra vida o pueden dejar unas secuelas graves en nuestro cuerpo.

¿Son todos los carcinomas iguales?

Es importante conocer que existen diversos tipos de carcinomas, algunos agresivos y otros menos. La palabra cáncer, carcinoma o tumor maligno hace referencia al crecimiento descontrolado de células anormales en alguna parte de nuestro cuerpo. Las células del carcinoma en lugar de morir continúan creciendo y dando lugar a un mayor número de células cancerosas con capacidad de invadir estructuras e incluso diseminarse a distancia.

¿Por qué aparece un carcinoma?

Un carcinoma se origina porque se produce un fallo en la capacidad de reparación del ADN que, en condiciones normales hace que las células tengan una replicación limitada y que se mueran cuando tienen algún fallo, evitando con ello que ese fallo se transmita a las células descendientes. Ese fallo en la capacidad de autocontrol del ADN se origina o bien por degeneración propia asociada a la edad o bien por agresiones externas como sería la radiación solar ultravioleta.

¿Es lo mismo carcinoma puede ser una metástasis?

Son cosas diferentes pues el carcinoma es el tumor maligno localizado en el lugar donde se origina (primario) mientras que la metástasis hace referencia a células cancerosas que han migrado desde el lugar de origen a otro a distancia (puede ser en la piel o, en aquellos más agresivos que pueden afectar a órganos internos).

¿Tumor es lo mismo que carcinoma?

Son cosas diferentes pues tumor hace referencia a la proliferación de células que pueden ser benignas (tumor benigno) o células malignas anormales (tumor maligno o carcinoma).

¿Qué tipos de carcinomas de piel hay?

Generalmente en el diagnóstico se hace referencia a la palabra carcinoma para referenciar que se trata de un tumor maligno, y a continuación se describe el origen celular del mismo.

Así, por ejemplo, tenemos el carcinoma basocelular que hace referencia a la proliferación anormal (maligna) de células basales. Dichas células basales forman parte de la estructura normal de la piel pero cuando proliferan sin control dan lugar al carcinoma o cáncer de piel más frecuente, representando casi el 80% de todos los carcinomas cutáneos y siendo también el carcinoma más frecuente en general del ser humano.

Este carcinoma basocelular (mal llamado epitelioma basocelular o basalioma) es de crecimiento lento, rara vez origina metástasis y puede tener diferentes formas de presentación, desde una costra que no cura, una ulceración, una placa color piel etc. Generalmente aparece en áreas fotoexpuestas aunque puede afectar a cualquier región cutánea. Existe una predisposición genética individual a desarrollar dicho carcinoma.

Existe también el carcinoma epidermoide o espinocelular el cual hace referencia a la proliferación anormal y descontrolada de queratinocitos anormales. Este carcinoma tiene mayor capacidad de invadir en profundidad y también a distancia. Suele aparecer también en áreas fotoexpuestas o en áreas que hayan sufrido cualquier tipo de quemadura.

La lesión precursora se denomina queratosis actínica que aparece como una lesión poco llamativa, consistente en una costra o descamación superficial.

El siguiente estadío en la evolución se denomina carcinoma epidermoide in situ (o enfermedad de Bowen) en el cual los queratinocitos anormales están sólo en la capa más superficial de la piel (epidermis). Cuando dichas células anormales las vemos ya también en capas profundas de la piel hablamos ya de carcinoma epidermoide invasivo y en este caso existe cierto riesgo de metástasis, que es aún mayor si está localizado en zona de mucosa (ejemplo oral o genital).

Cuando lo que prolifera de forma anormal son los melanocitos (células cargadas del pigmento melanina responsables del color marrón de la piel) entonces hablamos de melanoma maligno que equivaldría al carcinoma de tipo melanoma, aunque este último término no se utiliza sino que hablamos de melanoma. Tiene una mayor capacidad de invasión a distancia, siendo más agresivo que los dos anteriormente descritos por lo que generalmente se distingue entre carcinoma cutáneo no melanoma (que hace referencia al carcinoma basocelular y al espinocelular) y melanoma maligno.

Existen otros carcinomas de piel ya menos frecuentes como: el carcinoma de células de Merkel (altamente agresivo), carcinoma de anejos cutáneos (folículos piloso y glándulas de la piel), etc.

¿Cómo se puede prevenir el carcinoma de piel?

Aunque sobre la predisposición genética no podemos actuar, si que podemos evitar los factores externos que puedan predisponernos al carcinoma cutáneo como es la exposición a radiación ultravioleta o el tabaco.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados