Causas del vitíligo

Publicado por:

Categoría: Vitíligo

En un estudio publicado recientemente en la revista Indian Journal of Dermatology, el Dr. Panja y colaboradores explican cómo la histamina puede actuar como un mediador tóxico en la patogenia del vitíligo.

Las causas del vitíligo son múltiples: genéticas, autoinmunes, alteraciones nerviosas o mecanismos bioquímicos.

Los mecanismos autoinmunes implican que el propio cuerpo fabrica anticuerpos frente a los melanocitos que causen la pérdida de pigmento. El estímulo de este propio ataque contra los melancitos puede ser por un fallo del sistema inmune o por una alteración en los melanocitos que secundariamente origine una activación de las células inmunes contra ellos. Esto explica por qué en pacientes con vitíligo son también frecuentes otras enfermedades autoinmunes como Addison, tiroiditis de Hashimoto o anemia perniciosa. Además puede existir una autodestrucción de los melanocitos por los productos tóxicos originados durante el proceso de síntesis de melanina.

En condiciones normales los melanocitos eliminan sin consecuencia alguna esos productos tóxicos, pero los pacientes con vitíligo tendrían problemas para su eliminación. Existe además una posible alteración neuroquímica, esto es que los productos liberados en la sinapsis neuronal (como catecolaminas o derivados) puedan inhibir la producción de melanina o dañar los melanocitos. En concreto esta alteración en los nervios simpáticos es más frecuente en los vitíligos segmentarios mientras que en los no segmentarios el origen inicial suele ser el melanocito en sí más que la alteración neural.

El concepto de histamina como mediador tóxico en la patogenia del vitíligo se consideró inicialmente por el gran número de pacientes con vitíligo que presentaban picor sobre las manchas despigmentadas.

Es más, muchos pacientes referían un antecedente de picor en las áreas en las que posteriormente desarrollaron nuevas manchas de vitíligo. En estos casos las lesiones solían ser difusas y de corta duración. Dado que la histamina se libera junto con otras sustancias cuando una célula es dañada y es uno de los mediadores químicos del picor podría ser un mediador más en la patogenia del vitíligo. De hecho, en animales de experimentación se ha demostrado que tanto la histamina como los liberadores de histamina producen blanqueamiento cutáneao y aumento de melanofagos (que fagocitan el pigmento).

Además, la histamina es capaz de estimular un aumento en la respuesta linfocitaria Th2. La síntesis de melanina encargada de dar color a la piel se regula por diferentes hormonas a través de la acción del AMP (adenosin monofosfato cíclica), la cual reduce los niveles de histamina.

El estudio realizado por Panja y colaboradores para confirmar esto fue realizado estudiando datos recogidos entre 1975 y 1985 donde se tenían pacientes con vitíligo y concentración de histamina en sangre y se comparaba con los niveles de histamina en controles sanos. Obtuvieron unos niveles de histamina significativamente mayores en los pacientes con vitíligo, siendo los niveles más altos que en controles salvo en aquellos casos de vitíligo de larga evolución.

Esto confirmaría que la histamina estaría implicada en aquellos tipos particulares de vitíligo que van acompañados de picor, especialmente si hay antecedentes de atopia.

Existen además otros estudios que confirman niveles elevados en sangre de sustancias inflamatorias como las interleuquinas (IL2, IL6, IL8) y precisamente la histamina regula la formación de las mismas ya que a través del receptor H2 reduce la producción de IL1, Il6 y monocitos.

Basándonos en el estudio de Panja y colaboradores podemos concluir como la histamina está elevada en ciertos tipos de vitíligo de corta duración y prurito, reforzando su papel en la patogenia del vitíligo.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados