¿Debo preocuparme por la caída del pelo en otoño?

Publicado por:

Categoría: Blog

Todos los años se repite la misma historia. Llega el otoño y con él la caída de la hoja… y ¡del pelo! Nuestras consultas de tricología se llenan de pacientes, sobre todo mujeres jóvenes, preocupadas por esta especie de alopecia otoñal.

Según refieren, la almohada amanece llena de pelos, notan que se acumulan más en el desagüe cuando se duchan, que se desprenden en mayor cantidad cuando se peinan… o simplemente que se les quedan enredados en los dedos cuando se pasan la mano por la cabeza.

Si la persona que viene a consulta tiene el pelo largo y además es de color oscuro, el pánico se multiplica, dado que en esos casos la caída del cabello parece más grave de lo que en realidad es. Pero… ¿existen motivos para la alarma? ¿es verdad que el pelo se cae más en otoño? ¿qué puedo hacer para tratarlo? Desde el Grupo Pedro Jaén te damos todas las respuestas.

¿Es verdad que se cae más el pelo en otoño?

Sí, y además se trata de una circunstancia que se remonta al origen de los tiempos. Los mamíferos, siempre hemos tenido el pelo más grueso y tupido durante los meses fríos para proteger nuestro cuerpo de las bajas temperaturas. De esta manera, a medida que el termómetro sube el abrigo natural se vuelve más ligero.

Aunque actualmente este patrón de renovación capilar estacional no sería necesario, dado que nos protegemos con ropa, vivimos a cubierto, tenemos calefacción… lo cierto es que fruto de esa herencia ancestral, seguimos experimentando efluvios telógenos con cierta periodicidad. De hecho, hay quien afirma experimentar más caída del cabello no solo en otoño, sino también en primavera, aunque la estadística revela que sigue siendo el otoño el momento en el que más casos se registran de efluvio telógeno.

Qué es el efluvio telógeno

El efluvio telógeno es una clase de alopecia que sigue un patrón difuso. Es decir, el pelo se pierde en toda la cabeza por igual e incluso afecta al vello corporal, aunque este problema no es el que alarma a los pacientes. Esta caída de cabello no deja zonas completamente desprovistas de pelo, ni es cicatricial.

El efluvio telógeno se produce cuando aumenta la proporción de cabellos que entran al mismo tiempo en la fase telógena. En esta fase del ciclo capilar el folículo inicia una especie de reposo y el pelo se cae. Transcurridos dos o tres meses, el ciclo se activa otra vez y comienza a salir pelo nuevo (fase anágena).

¿Necesito tratamiento para la caída de pelo en otoño?

No. Al tratarse de un proceso de renovación natural y pasajero, no es necesario ningún tratamiento específico para tratar el efluvio telógeno propio del otoño. De esta manera, salvo que el tricólogo haya detectado algún otro problema más severo, lo normal es que la caída del pelo remita en dos o tres meses sin necesidad de aplicar ninguna medida específica.

Eso sí, no hay que impacientarse porque la densidad capilar tardará algo más de tiempo en restablecerse después de este proceso de renovación.

De esta manera, cabe recordar que no hay vitaminas,lociones, champús, sérums, mascarillas ni ampollas indicadas para evitar o paliar la caída de pelo típica del otoño. No obstante, un consejo que nuestros tricólogos sí apoyan en esta época del año es lavarse la cabeza a menudo con cualquier champú, al contrario de la tendencia natural a no lavarlo tanto con la esperanza de que no se caiga o se caiga menos.

Por el contrario, lavarlo tres o cuatro veces por semana hace que el cabello maduro que de todas formas va a terminar cayendo se desprenda antes. Esto acorta el proceso de caída y anticipa el crecimiento de pelo nuevo.

Pues a mí me funciona

El motivo por el que muchas personas confían en estos remedios anticaída es doble:

Por un lado, la publicidad de estos productos sostiene que son efectivos después de dos o tres meses de tratamiento, justo el plazo en el que el efluvio telógeno otoñal empieza a remitir. Por otro, lo que en realidad notan es un efecto cosmético, no una interrupción de la caída de pelo como tal.

Es cierto que estos productos pueden hacer que la fibra capilar esté más hidratada, más brillante… y que el pelo en su conjunto tenga un aspecto más bonito, pero eso no quiere decir que haya dejado de caerse.

El problema que detectan los especialistas en cuanto al uso de estos productos que afirman ser anticaída es que los pacientes que sufren otras clases de alopecia que sí requieren tratamiento especializado se demoren a la hora de pedir ayuda o que pierdan la confianza den las terapias que sí son eficaces.  

Cuándo debo preocuparme por la caída del cabello

Observa a la cantidad. No es que haya que hacer un recuento exhaustivo de los cabellos que perdemos, pero si calculas que estás perdiendo en torno a 100 pelos o más cada día, debes pedir cita con tu dermatólogo especialista en tricología.

Después de llevar a cabo una exploración con tricoscopio digital (un microscopio de mano con el que se observa el pelo y el cuero cabelludo con máximo detalle), un pull-test (se tira del pelo suavemente para ver la resistencia a la tracción y si se desprende con facilidad) y, si procede, prescribir análisis de sangre, el tricólogo determinará si la alopecia es fisiológica o patológica, en cuyo caso iniciará el tratamiento más adecuado para cada paciente.

¿Hay otros problemas de salud? El efluvio telógeno puede estar ocasionado por déficits vitamínicos, cuadros de anemia, problemas tiroideos, tratamientos farmacológicos, posparto… de esta forma, aunque el efluvio coincida con el otoño, es conveniente tener en cuenta estos factores porque en ese caso no hablamos de una caída de pelo leve y pasajera, sino de una alopecia más seria que tiene tratamiento específico.

Asimismo, es recomendable ver si en la familia existen antecedentes de alopecia androgenética, ya que en ese caso puede haber una mayor propensión a este mismo problema.

Y si la caída de pelo se prolonga…

Aunque el efluvio telógeno sea un problema capilar transitorio que no reviste gravedad, los especialistas recomiendan vigilarlo de cerca porque si estos episodios se presentan de manera recurrente o duran demasiado tiempo hay que acudir al dermatólogo especializado en problemas capilares (tricólogo).

En esos casos, es posible que el especialista recomiende iniciar alguna terapia a base de suplementos con vitaminas o aminoácidos específicos, minoxidil a dosis bajas o, en casos muy seleccionados, inyecciones de plasma rico en plaquetas, siempre según el origen de esta caída anómala del cabello.

No obstante, cabe insistir en que es el tricólogo el que debe estudiar cada caso, recomendar el tratamiento más adecuado y seleccionar cuidadosamente a los pacientes para que estos no gasten su tiempo y su dinero sin resultado.

Si te preocupa la caída del cabello, consulta con un dermatólogo especializado en tricología.

Unidad de Tricología y Trasplante Capilar Grupo Pedro Jaén. 

 

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados