Ecografía en dermatología

Publicado por:

Categoría: Diagnóstico por imagen

¿Qué es la ecografía?

La ecografía es una técnica de imagen que se basa en la emisión y recepción de ultrasonidos. Éstos se definen como aquellas ondas de sonido que tienen una frecuencia superior a la audible por el ser humano (mayor a 20.000 Hz). A medida que avanzan las ondas por los tejidos, parte de ellas son reflejadas en forma de “ecos” los cuales son devueltos al dispositivo, generando finalmente una imagen en el monitor del equipo. Cuenta con la ventaja de que se trata de una técnica indolora, que no emite radiaciones ionizantes al paciente.

La ecografía, se emplea desde hace más de 70 años en diferentes campos del ámbito médico, pero no es hasta el año 1951, en el que Meyer y colaboradores comienzan a usar esta técnica en Dermatología. Desde entonces, los equipos de ecografía han experimentado importantes modificaciones, contando en la actualidad con dispositivos que visualizan con alta definición los planos cutáneos superficiales y profundos. Además, muchos de ellos incluyen la posibilidad de realizar un examen Doppler, que permite estudiar el flujo vascular cutáneo.

¿Qué papel tiene la ecografía en dermatología?

El empleo de la ecografía dermatológica ha ido creciendo exponencialmente en los últimos 10 años, y cada vez son más frecuentes las publicaciones científicas sobre su empleo en nuestra especialidad. Su uso en Dermatología se centra en el estudio de la piel normal y los anejos, así como su patología asociada.

A continuación, señalamos algunas de las aplicaciones más comunes de esta técnica de imagen en nuestra especialidad:

    • Ayuda al diagnóstico y planificación quirúrgica de tumores benignos y malignos.
    • Es un complemento en el diagnóstico y seguimiento de patologías inflamatorias cutáneas, como la psoriasis, la hidrosadenitis supurativa y el liquen plano. En el caso concreto de la psoriasis, la ecografía irrumpe como una técnica de imagen de gran utilidad para el diagnóstico precoz de la afectación articular que pueden tener estos pacientes (artropatía psoriásica). En la hidrosadenitis supurativa, estudios recientes han mostrado la utilidad de esta técnica de imagen para el manejo terapéutico, llegando a modificar en ocasiones el tratamiento a emplear (médico o quirúrgico).
    • Diagnóstico de enfermedades de las uñas: en fases precoces, permite realizar una distinción entre la infección por hongos de las uñas (onicomicosis) y la psoriasis.
    • Representa una técnica complementaria en el estudio de la patología del cuero cabelludo: alopecia androgenética masculina/femenina, alopecia frontal fibrosante, etc.
    • Es un complemento al intervencionismo cutáneo: la ecografía sirve como guía para el drenaje de abscesos, para la infiltración intralesional de medicamentos y para la extracción de cuerpos extraños.
    • Es una herramienta muy útil en dermatología estética, ya que permite una valoración objetiva del envejecimiento cutáneo y de procedimientos como la inyección de materiales de relleno.

Ecografía cutánea en la unidad de análisis dermocosmético

La Unidad Análisis Dermocosmético del Grupo de Dermatología Pedro Jaén surge con el objetivo de realizar una evaluación integral y exhaustiva de la piel facial. El conocimiento en profundidad de la misma por parte del dermatólogo, va a permitir efectuar unas recomendaciones sobre el cuidado del rostro individualizadas para cada paciente. Estas medidas se van a traducir en una mayor hidratación y luminosidad cutánea, así como en un control del envejecimiento facial.

Dentro de las herramientas empleadas para la evaluación cutánea, contamos con un ecógrafo de última generación. Su empleo nos proporciona una valoración objetiva del envejecimiento facial, ya que permite la medición del grosor de los diferentes estratos cutáneos (epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo), que se encuentran adelgazados.

La ecografía, además, representa una técnica revolucionaria para el estudio de los materiales de relleno faciales: permite identificar el tipo de material empleado (ácido hilaurónico, poliacrilamida, hidroxiapatita cálcica, silicona…), así como su localización (que puede verse modificada con el paso del tiempo).

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados