El nuevo láser Fraxel Dual previene el cáncer de piel

Publicado por:

Categoría: Blog

El láser fraxel dual es uno de los sistemas más revolucionarios de rejuvenecimiento facial de los últimos años. Está autorizado por la FDA (la agencia del medicamento de Estados Unidos) para el tratamiento del melasma, el rejuvenecimiento y las cicatrices de acné.

Es el primer equipo que combina la tecnología dual para resurfacing profundo y superficial. Funciona con dos tipos de láser diferente en el mismo equipo, uno trabaja la zona más superficial de la piel (1927 nm) y otro a un nivel más profundo (1550 nm).

Este láser ha recibido la aprobación por parte de las autoridades americanas para el tratamiento de las queratosis actínicas (precáncer de piel).

Las queratosis actínicas son lesiones precancerosas producidas por la exposición solar. Su prevalencia aumenta con la edad, iniciando su desarrollo a partir de los 30 años y existiendo en más del 90% de los pacientes mayores de 60 años. Se presentan como escamas o zonas rojas en la piel expuesta al sol (sobre todo en cara, dorso de manos, zona alta de la espalda y pecho). Si no se tratan pueden degenerar en un cáncer de piel, en concreto en un carcinoma epidermoide.

El equipo de dermatólogos del Laser & Skin Surgery Center of New York, dirigidos por Roy G. Geronemus ha presentado un trabajo en la revista de la Academia Americana de Dermatología que demuestra que la longitud de onda superficial de este láser ( tulio, 1927 nm) previene del cáncer de piel. Realizan el tratamiento a 24 personas con edades comprendidas entre 30 y 80 años demostrando una reducción del 86,6 % en el número de queratosis actínicas en un periodo de seguimiento de seis meses.

Esta cifra es espectacular y difícilmente la conseguimos mediante los métodos que usamos habitualmente para el tratamiento de estas lesiones cancerígenas.

Este láser tiene además la ventaja, respecto a los métodos habituales para eliminar las queratosis actínicas, de la rápida recuperación de la piel. Su tecnología se basa en la generación de millones de diminutos puntos de láser microscópicos rodeados de islas de tejido sano. Esto permite la recuperación precoz de las zonas tratadas, sin producirse heridas ni costras.

Tecnología fraccionada (pulsos de láser microscópicos rodeados de piel sana evita la formación de costras y heridas).

Este estudio demuestra algo que comprobamos a diario cuando empleamos este láser. No sólo se produce una mejoría en la textura, elasticidad, arrugas y manchas, sino que el láser mejora la salud de la piel y elimina las lesiones precancerosas.


0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados