Flacidez facial: técnicas y recomendaciones

Publicado por:

Categoria: rejuvenecimiento facial

En los últimos años ha aumentado significativamente la consulta para corregir los efectos de la flacidez facial y en consecuencia por la pérdida de colágeno y elastina. Nuestros pacientes quieren tener una piel tensa con resultados naturales, discretos y sutiles.

En la actualidad se prefiere mantener alguna arruga de expresión antes de tener una cara flácida.

Nuestros pacientes se preguntan cuándo deben empezar a tratarse la flacidez de la piel. En nuestra experiencia, se puede empezar a partir de los 40 años con tratamientos suaves. A partir de los 55 años, el fallo severo del músculo platisma y la pérdida importante de colágeno y elastina provoca un descenso de las estructuras del óvalo facial y un cuello laxo muy marcado, por lo que solemos recomendar técnicas combinadas.

Técnicas para combatir la flacidez facial

Lo que pretendemos conseguir es un incremento de temperatura a nivel dérmico profundo, hipodérmico y sistema musculoaponeurótico que induce la contracción inmediata de las fibras colágenas y elásticas de la dermis y los tractos fibrosos, además de desencadenar una cascada de reacciones químicas que inducen la neocolagenogénesis local, con una importante mejora de la flacidez facial a lo largo de los siguientes meses tras el tratamiento.

Láser: Mediante la técnica de Skintightening con Neodimio YAG de 1064 nm. El láser calienta y estimula la formación de colágeno, tensando los tractos fibrosos que unen la piel con los planos musculares, consiguiendo una disminución de la flacidez del tejido. Aumenta la vascularización en la dermis con lo que se produce una mejoría en la calidad de la misma. Tiene afinidad por el agua de la piel, calentando así de forma indirecta el colágeno de las capas más profundas de la dermis. Se puede incidir más en el cuello ya que la glándula  tiroides no es una contraindicación. Se recomiendan unas dos sesiones anuales de mantenimiento o 2-3 sesiones de choque (una al mes) en una primera visita para obtener un resultado más evidente en menos tiempo.

Radiofrecuencia: Existen distintos niveles de potencia según los equipos empleados, con dos modos bipolar y monopolar.  Se realiza una sesión única con Thermage CPT,  de 4-6  sesiones con Accent XL o 10-12 sesiones con Indiba Deep Care. 

Ultrasonidos: Es el más potente en la actualidad, pues llega al sistema musculoaponeurotico facial. El sistema Ultherapy emite una pequeña cantidad de energía de ultrasonido focalizado en la piel. El calor del ultrasonido estimula la formación de nuevo colágeno y con el calentamiento profundo por la coagulación del tejido, retrae la piel. Llega al tejido fibromuscular consiguiendo un discreto efecto lifting. Los tres sistemas tienen estudios que respaldan su eficacia. Prueban el aumento de la producción de colágeno y demuestran histológicamente que el colágeno tipo I y III aumenta significativamente tras los tratamientos.

Este es el último estudio publicado en mayo del 2016:  Evaluation of Micro-Focused Ultrasound for Lifting and Tightening Neck Laxity. Baumann L, Zelickson B. J Drugs Dermatol. 2016 May 1;15(5):607-14.

Motivos por los que se eligen éstas técnicas para la flacidez facial:

Son completamente seguras por ello son elegidas por muchos pacientes para conseguir una piel más tensa y joven. No requieren incisiones ni heridas al ser  procedimientos no invasivos. Se puede tratar tanto la cara incluyendo los párpados con las bolsas, como el cuello con unos resultados muy naturales. Se recupera la actividad diaria de forma inmediata, existiendo un leve enrojecimiento y edema que se resuelve en unos minutos-horas. La sensación es de calentamiento progresivo que se puede llegar a ajustar al nivel de tolerancia del paciente. Durante los meses que siguen a las sesiones de tratamiento, la piel va fabricando colágeno y tensando con un efecto lifting. Ese efecto comienza  el mismo día de la sesión y continúa de 4 a 6 meses desde la última aplicación para observar el efecto máximo.

¿Se pueden combinar con otras técnicas?

Se puede hacer una valoración del paciente con un mayor descolgamiento y decidir combinar éstas técnicas con hilos tensores o con otros procedimientos mínimamente invasivos como un  microlifting, reposicionando el SMAS o  lipoláser , ofreciendo así ,un resultado más brillante.

 ¿Cómo saber qué técnica necesito para combatir la flacidez facial? El médico es el que orienta a la hora de indicar la técnica. La selección de la técnica ideal estará condicionada por el nivel de intensidad de tratamiento que necesite el paciente según el grado de flacidez  facial que presente. En pacientes más jóvenes, se suele comenzar con láser. Los diversos tipos de radiofrecuencia constituyen herramientas seguras pero no todo se puede o debe tratar con ello. Hay que evaluar de forma individual al paciente por las posibles contraindicaciones como la existencia de prótesis metálicas, marcapasos, antecedentes personales, embarazo, lactancia, etc. Ultherapy sería la técnica más potente en la actualidad y también la recomendada cuando se decide tratar las bolsas y la papada. Los resultados que estamos viendo en las bolsas tras tres sesiones, son muy satisfactorios.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados