Hiperhidrosis, tratamiento

Publicado por:

Categoría: Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un trastorno que cursa con producción excesiva de sudor. Puede ser generalizada de toda la superficie corporal o localizada.

La hiperhidrosis generalizada se observa en determinados procesos y enfermedades como hipertiroidismo, algunos tumores, obesidad, embarazo… En cambio, la localizada o emocional, en la que nos vamos a centrar, está desencadenada por estímulos estresantes. Afecta fundamentalmente a las palmas de las manos, plantas de los pies, axilas y región cráneo facial.

La hiperhidrosis suele debutar en la infancia y más raramente en la adolescencia. En la mayoría de los casos persiste toda la vida pero en otros mejora a partir de la tercera década de la vida.


Los factores que la originan suelen ser de tipo emocional. Más raramente aparecen por el calor, ejercicio físico o tras la ingesta de determinados alimentos. Es característico que no se manifiesta durante la noche.

La causa que desencadena el exceso de sudoración no es conocida aunque los estudios apuntan a una disfunción del sistema nervioso vegetativo autónomo. Se suele manifestar en situaciones de nerviosismo, alteración del estado de ánimo, inseguridad o cambios bruscos de la temperatura ambiente. Algunas mujeres lo asocian a cambios hormonales.

Los síntomas son sudoración, en ocasiones profusa, junto con sensación de frialdad de manos y pies.


En la hiperhidrosis palmar los pacientes sienten rechazo a dar la mano bajo tensión emocional como en una entrevista de trabajo. Al problema social se añade otro de tipo laboral puesto que mojan el material con el que trabajan, se extiende la tinta, se estropean objetos metálicos… Aparte de que con el tiempo aparecen en la piel ampollas, infecciones y mal olor. En la hiperhidrosis axilar se producen grandes manchas y cercos en la ropa que les obliga a cambiarse de ropa varias veces al día.

La hiperhidrosis es, por tanto, una alteración emocional que genera a su vez una ansiedad que empeora el problema en sí mismo y que afecta tanto a nivel personal, social como laboral.

Tratamiento de la hiperhidrosis

El tratamiento médico de inicio incluye agentes tópicos como el cloruro de aluminio que tiene el inconveniente de que su eficacia es inconstante y que a menudo resulta irritante.

La iontoforesis es un tratamiento en el que mediante una corriente eléctrica se movilizan los iones de sodio de una solución acuosa que penetran en la piel dejando temporalmente las glándulas sudoríparas en reposo. Los resultados son limitados en el tiempo por lo que los pacientes se suelen desanimar y abandonar el tratamiento.

El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación segmentaria de la cadena simpática. Los inconvenientes incluyen la anestesia general, el ingreso hospitalario, su elevado coste y el riesgo de hiperhidrosis compensatoria, es decir, que empiezan a sudar en exceso en otras partes del cuerpo. Por ello, solo se plantea en las formas más severas.

En la actualidad el tratamiento más novedoso y revolucionario es inyección intradérmica de toxina botulínica.


Con ello se consigue un bloqueo de las terminaciones nerviosas responsables del estímulo de las glándulas sudoríparas. Los efectos empiezan a notarse a los 2-4 días y duran unos 9-12 meses. Es un procedimiento que bien realizado proporciona unos resultados excelentes y que, además, no es agresivo, no requiere baja laboral, ni ingreso, ni anestesia general ni molestias postoperatorias. Además, nunca aparece hiperhidrosis compensatoria en otras zonas.

En la zona axilar las molestias son mínimas y apenas requiere anestesia tópica en los pacientes más sensibles. La zona palmar es mucho más sensible por lo que se suele emplear anestesia troncular a nivel de la muñeca que insensibiliza toda la palma.

En conclusión la hiperhidrosis localizada es un trastorno emocional que a su vez general ansiedad y problemas sociolaborales a los pacientes que la sufren. Aunque los tratamientos se pueden abordar de distintas maneras la inyección de toxina botulínica constituye una técnica eficaz y segura que bien aplicada ofrece unos resultados excelentes y con mínimos riesgos.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados