Hipomelanosis en gotas: manchas blancas en brazos y piernas

Publicado por:

Categoría: Dermatología Clínica

¿En qué consiste la hipomelanosis en gotas?

Es un trastorno de la pigmentación de la piel muy frecuente, por el cual aparecen manchas blancas redondeadas y pequeñas en áreas expuestas al sol, fundamentalmente brazos y piernas. Es frecuente que las lesiones se empiecen a notar durante o tras el verano pues el aumentar la pigmentación de la piel adyacente incrementa el contraste.

¿Cómo se manifiesta?

Las lesiones pueden empezar a aparecer a partir de la tercera o cuarta década de la vida y van aumentando en número de forma progresiva y lenta. No pican ni molestan. Es un trastorno tan frecuente que en mayores de 70 años se estima que la frecuencia puede ser superior al 80%.

¿Por qué aparecen?

Las manchas blancas en gotas o hipomelanosis en gotas traducen un envejecimiento de la piel que ha recibido exceso de radiación solar a lo largo de la vida (fotoenvejecimiento). Los melanocitos que son las células de la piel encargadas de fabricar la melanina en la hipomelanosis en gotas se ven “envejecidos” con signos de degeneración que hace que pierdan la capacidad de fabricar melanina y por tanto pigmentar de forma uniforme lo cual lleva a la formación de manchas blancas en gotas.

¿Cómo se hace el diagnóstico de la hipomelanosis en gotas?

El diagnóstico se realiza con la exploración clínica por parte del dermatólogo que ha de diferenciarlo de otros trastornos caracterizados también por la pérdida de pigmento como pueda ser el vitíligo, hongos, cicatrices u otras enfermedades dermatológicas más raras.

¿Cómo se trata?

Aunque las lesiones de las manchas en gotas no son molestas desde el punto de vista clínico, sí que pueden ser incómodas estéticamente. Por tanto, en caso de querer tratarlas, la opción que más eficacia ha demostrado hasta el momento es el tratamiento combinado con láser y exposición a ultravioleta.

El láser recomendado será un láser fraccionado, que puede ser ablativo (produce costras) o no ablativo que no produce daño en epidermis y por tanto no produce costras, siendo tan eficaz como el ablativo con menos efectos secundarios. Esta piel estimulada con el láser fraccionado se irradiará posteriormente de forma controlada con luz ultravioleta, buscando con ello estimular la formación de melanina por los melanocitos de la piel que antes se habían preparado con el tratamiento láser. Con ello se busca que esos melanocitos que habían perdido su función, mediante el estímulo con el láser y el estímulo con la luz ultravioleta vuelvan a fabricar la melanina que habían dejado de producir.

Se necesita un número variable de sesiones hasta obtener la mejoría de las lesiones. Así mismo se recomendará una fotoprotección solar adecuada porque como ya se ha comentado las manchas blancas en gotas o hipomelanosis en gotas es una manifestación más del fotoenvejecimiento.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados