Láser aton, nuevo tratamiento para eliminar rellenos permanentes de la cara

Publicado por:

Categoría: Complicaciones de relleno

La moda de utilizar rellenos permanentes, una práctica habitual hace años, está provocando ahora problemas de difícil solución ya que muchos de ellos producen quistes y reacciones a cuerpo extraño. Nuestra piel reconoce el material como algo ajeno al organismo, encapsulando al relleno y generando nódulos, o bultos. Estos es lo que denominamos granulomas a cuerpo extraño. Es decir, es una reacción de nuestro sistema inmune para defenderse de agentes extraños. Esta situación puede ocurrir mucho tiempo después de haber sido colocado el relleno y tiene un complicado tratamiento.

El procedimiento habitual se basa en disminuir la inflamación, pero el problema suele reaparecer al retirar el tratamiento, puesto que lo ideal sería poder extraer el producto. Quitar un relleno permanente con cirugía solo es posible en casos muy concretos. Sin embargo, una nueva técnica poco invasiva ha revolucionado este tratamiento: un láser atom de longitud de onda de 1470 nanómetros conectado a una fibra óptica de 200-400 micras.

Procedimiento con el láser Aton

Sin duda, la aparición de este tipo de dispositivos ha incrementado las posibilidades de tratamiento de este problema, el cual es cada vez más frecuente hoy en día. La técnica es sencilla, tras una ligera anestesia local, se introduce la fibra óptica a través de una aguja (no deja cicatriz visible), llevándola hasta donde está el granuloma por debajo de la piel. Una vez introducido en el granuloma, se va calentando poco a poco hasta ablandarlo y permitir su expulsión. Posteriormente, el paciente realiza suaves masajes diarios para que los restos del granuloma sean eliminados por el sistema linfático. Tras cuatro semanas se comienza a notar la mejoría, la cual va evolucionando hasta la semana 16. Si en ese momento se observa que persisten restos, habrá que repetir el procedimiento.

En nuestra experiencia, este láser atom funciona mejor en determinadas sustancias coma la silicona, ya que con uno o dos tratamientos permiten la resolución del problema. Por el contrario con otras sustancias, como por ejemplo los acrilatos, se puede necesitar varias sesiones para la mejoría clínica de las lesiones. Asimismo, este láser también puede utilizarse para calentar la dermis desde el interior y producir una ligera retracción o estiramiento de la piel, además de eliminar pequeños acúmulos de grasa. Por tanto, no solo lo usamos para eliminar materiales de relleno permanentes, sino para inducir el tensado facial.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados