Láser Multiplex aplicación en dermatología

Publicado por:

Categoría: Láser

El desarrollo tecnológico en el campo del láser aplicado a la medicina en general, y a la dermatología en particular, ha permitido que actualmente podamos disponer de equipos que son a la vez potentes, fiables y versátiles, como el láser dual de colorante pulsado y Nd:YAG Multiplex®.

Este láser nos permite tratar múltiples alteraciones vasculares, tanto superficiales como profundas, con eficacia y seguridad. La ventaja del láser Multiplex® radica en su combinación secuencial de dos tipos diferentes de láser, útiles ambos para el tratamiento de alteraciones con componente vascular, como la cuperosis, varículas, telangiectasias y angiomas. Esta combinación consigue que un láser potencie el efecto del otro, de modo que podemos ser más eficaces en diferentes tipos de lesiones, incluso profundas, con una gran seguridad, puesto que, al potenciarse, basta con utilizar energías más bajas que las necesarias cuando estos láseres se usan de manera aislada.

Los tratamientos se realizan sin apenas molestias, gracias al uso de aire frío que protege las capas superficiales de la piel a la vez que proporciona analgesia.

Aplicaciones del láser Multiplex en dermatología

Con el láser Multiplex®, no sólo tratamos lesiones vasculares rojas y superficiales, sino también otras azuladas y profundas. Alteraciones frecuentes, como los lagos venosos, que se manifiestan como lesiones azuladas en los labios, sobre todo en el inferior, se tratan fácilmente con este láser, generalmente con una sola sesión.

La robusta tecnología de este láser Multiplex® garantiza resultados predecibles, permitiendo ajustar los parámetros para trabajar con mayor o menor agresividad, dependiendo del paciente y de sus circunstancias personales. De este modo, en algunos casos realizaremos tratamientos que supongan un cierto periodo de reducción de vida social, debido a la presencia de púrpura en las zonas tratadas.

Esta especie de hematomas desaparecen espontáneamente en pocos días y no impiden estrictamente la vida normal, pero cuando la zona tratada es muy visible, la cara sobre todo, pueden resultar difíciles de camuflar y algunos pacientes prefieren restringir su actividad esos días. Otras veces no será necesario observar la aparición de púrpura para obtener buenos resultados, y tan sólo se producirá un cierto enrojecimiento e hinchazón leve de la zona tratada, que desaparecen en pocas horas. De esta manera podemos tratar con seguridad y comodidad alteraciones tan frecuentes como la cuperosis.

Incluso las inestéticas telangiectasias de la zona nasal, que a menudo se hacen más gruesas y evidentes que en otras zonas de la cara, se eliminan con el láser Multiplex® de forma fácil y segura.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados