Ya tenemos el sistema más eficaz para detectar precozmente el cáncer de piel

Publicado por:

Categoría: Blog

Dado que la mayoría de los tumores de la piel son prevenibles, tienen tratamiento eficaz y, generalmente, buen pronóstico, a veces tendemos a pensar que los avances que se producen en este área no son llamativos.

Sin embargo, las cifras que manejamos indican que el número de casos de cáncer de piel aumenta a razón de un 10% cada año en nuestro país y que la incidencia de tumores dermatológicos se ha duplicado en los últimos 30 años. Solo en España se diagnostican 4.000 nuevos casos de melanoma al año y otros 74.000 de cáncer cutáneo no melanoma.

Lo peor de todo es que las previsiones indican que esta tendencia se va a mantener en el futuro si no se difunden e implantan en la población mejores hábitos de fotoprotección y si no seguimos trabajando para concienciar acerca de la importancia de llevar a cabo revisiones de la piel de manera regular, ya que estas medidas están ligadas al diagnóstico precoz y a la supervivencia del paciente.

VECTRA 360, el sistema más efectivo

En el Grupo de Dermatología Pedro Jaén acabamos de incorporar el mejor recurso para detectar el cáncer de piel en sus fases más precoces. Se trata del dispositivo VECTRA 360, un dispositivo que combina imágenes en 3D e imágenes de dermoscopia digital secuencial para rastrear de forma no invasiva tanto melanomas; menos frecuentes, pero más agresivos, como cánceres cutáneos no melanoma.

Este equipo está dotado  de 92 cámaras y un entramado de iluminación de polarización cruzada capaces de capturar imágenes de toda la superficie de la piel y de ofrecernos a los especialistas una visión tridimensional de las lesiones cutáneas del paciente con un detalle verdaderamente asombroso. VECTRA 360 toma las imágenes de todo el cuerpo y replica la superficie de la piel en tres dimensiones en menos de un segundo, de manera que cada lunar, lesión o imperfección se puede ver, evaluar y analizar en pocos minutos. 

Este análisis fotográfico tan exhaustivo nos permite acceder a una visión global de la superficie de la piel extraordinariamente detallada. Asimismo, gracias a este equipo tecnológico podemos confeccionar un mapa dermatológico para registrar y hacer un seguimiento de la evolución de lunares y lesiones muy útil para detectar de manera rápida y clara cualquier modificación sospechosa. Esto supone un gran avance porque cuanto antes identifiquemos estas variaciones susceptibles de malignizarse, antes podremos establecer un diagnóstico y un tratamiento eficaz. 

Importancia del diagnóstico precoz

Los grandes beneficiados de la llegada de esta sofisticada tecnología son los pacientes con melanoma. Tal y como hemos avanzado, este tumor cutáneo es menos frecuente que otros tipos de cáncer, pero es mucho más agresivo. Además, la tasa de supervivencia de este cáncer está directamente relacionada con el grosor de la lesión maligna en el momento en el que la extirpamos en quirófano.

No obstante, gracias a VECTRA 360 se podrán localizar y tratar otros tumores cutáneos como el carcinoma de células basales, el de células escamosas y otros tumores infrecuentes de la piel. Cabe recordar que la mayoría de los tumores cutáneos son tratables y curables, especialmente si se detectan en fases tempranas.

Este dispositivo tecnológico promueve una de las máximas que siempre defendemos los dermatólogos con respecto al cáncer de piel: la importancia del diagnóstico precoz. Este factor es determinante para salvar muchas vidas y por eso hemos invertido en esta tecnología. Nuestro objetivo fundamental es diagnosticar melanomas en sus fases más iniciales y confirmarlos posteriormente con biopsias virtuales, un método del que disponemos apenas un par de centros en nuestro país.


Fotoprotección, autoexploración y revisiones

A tenor de los datos que nos proporciona VECTRA 360, podría pensarse que el resto de medidas preventivas frente al cáncer de piel han quedado obsoletas o que, al menos, pueden interpretarse con más relajación. Nada más lejos de la realidad.

El hecho de disponer de tecnología cada vez más sofisticada para localizar y tratar a tiempo el cáncer de piel, no invalida ninguna de las recomendaciones vigentes. Los tumores cutáneos tienen tratamiento y buen pronóstico si se diagnostican a tiempo, pero hay que tener presente que buena parte de ellos podrían evitarse mejorando los hábitos de protección frente a la radiación solar, revisando los lunares y acudiendo a la consulta del dermatólogo de manera periódica.

Protección solar

Hay que ponerla en práctica todo el año, no solo en verano, aunque sea en los meses estivales donde hay que poner mayor atención a los rayos solares. Es necesario evitar quemarse y exponerse a los rayos ultravioleta en las horas centrales del día. Asimismo, se recomienda usar un fotoprotector de amplio espectro con un índice de, al menos 30.

No hay que olvidarse de extender estos productos de forma generosa sobre la piel y de renovar su aplicación cada hora y media o dos horas, dependiendo también de si se suda, de si nos bañamos o de si la crema a podido quedar impregnada en la ropa o la toalla. En muchas ocasiones, confiamos en que la crema solar es suficiente... y no es así. El kit de protección solar debe completarse con sombreros, ropa larga, viseras, pañuelos... que cubran o proyecten una zona de sombra sobre el cuello, las orejas y la cara. 

Revisión de lunares

Según hemos explicado en otras entradas de este blog, debemos prestar atención a los lunares y manchas que son claramente diferentes a los que tenemos en el resto del cuerpo; lo que los dermatólogos llamamos el síndrome del patito feo. También hay que tener en cuenta la regla del ABCDE. De esta forma, si detectamos cambios en la Asimetría, los Bordes, el Color, el Diámetro o la Evolución de los lunares, especialmente si estas modificaciones han tenido lugar en poco tiempo, es conveniente consultar con un dermatólogo que nos saque de dudas.

Consulta al dermatólogo

Independientemente de que se hayan observado las medidas anteriores, no está de más acudir a la consulta del dermatólogo para confirmar que todo está bien con respecto al cáncer de piel. Hay que tener en cuenta que la piel tiene memoria y que estos tumores aparecen muchos años después de haber sufrido las quemaduras solares, de manera que es normal no recordar si hemos sufrido muchos o pocos episodios de este tipo en nuestra infancia y adolescencia.

Por otro lado, existe una predisposición genética que no siempre conocemos. Por este motivo, creemos que nuestro deber como especialistas es promover y compartir información sobre prevención y diagnóstico de cáncer de piel, dado que sabemos con seguridad que eso salva vidas.


También te interesa:

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados