Mesoterapia corporal

Publicado por:

Categoría: Estética Corporal

La mesoterapia corporal es la aplicación de microinyecciones intradérmicas en las zonas a tratar. Estos depósitos de fármacos a dosis muy bajas en la piel resultan muy efectivos en medicina estética y también en otras áreas de la medicina como el tratamiento del dolor crónico.

  • Dentro de la medicina estética la mesoterapia corporal es utilizada para diferentes indicaciones:

    • Reducción de la grasa localizada.
    • Reducción de la celulitis o piel de naranja. 
    • Mejora el drenaje linfático.
    • Mejora la circulación periférica y el retorno venoso.
    • Mejora el aspecto de la piel y la oxigenación de los tejidos. (tratamiento de estrías, cicatrices, envejecimiento cutáneo).

Características de la mesoterapia corporal

Los fármacos más utilizados en la mesoterapia corporal son lipolíticos, drenantes, aminoácidos, vitaminas, etc, pero siempre a dosis muy pequeñas, por lo que los efectos secundarios son reducidos, los más frecuentes son la ligera molestia del pinchazo y algún hematoma, siendo francamente excepcionales otros más severos como la infección localizada. La mesoterapia corporal es considerada, por tanto, una técnica muy segura y efectiva.

Normalmente se requieren varias sesiones de mesoterapia corporal de periodicidad semanal, y después pueden espaciarse más como terapia de mantenimiento. El número de sesiones dependerá de la severidad y del tiempo de evolución del cuadro y los resultados se observan, de forma progresiva, aproximadamente a parir de la tercera sesión.

La mesoterapia corporal es una técnica sencilla y complementaria de medicina estética a otros tratamientos de aparatología corporal, de hecho los mejores resultados corporales se obtienen mediante el tratamiento combinado de Mesoterapia, aparatología y dieta. Es necesario hacer un correcto diagnóstico y elaborar un protocolo adecuado y personalizado según el caso a tratar, para optimizar los resultados. Además, detrás de algunas mal diagnosticadas celulitis se esconden cuadros más severos como los lipedemas o linfedemas con una evolución más complicada.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados