Mesoterapia para las agresiones del frío

Publicado por:

Categoría: Dermatología Estética

El frío y viento del invierno suponen una agresión física para nuestra piel y son los principales responsables del incremento de la sequedad cutánea (xerosis), descamación e incluso aparición de dermatosis como por ejemplo los conocidos sabañones típicamente localizados en las orejas y los dedos.

Una piel que esté bien hidratada, lo cual significa que su capa córnea esté en perfecto estado, será mucho más resistente a estas agresiones y las repercusiones serán menores o inexistentes. Porque más vale prevenir que curar os recomendamos:

1. Para la preparación del óvalo facial:
Lo fundamental como comentábamos va a ser una buena hidratación. Deberás cuidar la constancia en la aplicación de tus hidratantes de día y los serums de noche. Pero, además de esta hidratación externa superficial, necesitarás una hidratación más profunda. La forma de conseguir llegar a niveles más profundos de la piel (dermis) será con la inyección de principios activos a este nivel. Para conseguir esto se desarrolló hace años la mesoterapia. Esta técnica tiene además la ventaja de que no sólo va a hidratar, sino también a regenerar parte de los elementos perdidos o deterioraros con el envejecimiento.

La mesoterapia es una elección excelente para que tu piel adopte una apariencia más firme, brillante e hidratada.

Generalmente serán necesarios 2 o 3 tratamientos para objetivarse los mejores resultados aunque ya a partir de una primera sesión se constata la mejoría del aspecto de tu piel. El material que solemos usar con más frecuencia es el ácido hialurónico con baja reticulación o el no reticulado, combinado o no con vitaminas.

La mesoterapia NO es una técnica de relleno, no aumenta volúmenes ni combate la flacidez sino que lo que hace es estimular el rejuvenecimiento cutáneo mediante el aumento de la hidratación y estímulo de síntesis de fibras elásticas y de colágeno.

Es muy importante que la técnica de inyección sea la adecuada, pues si se deposita demasiado profundo los efectos serán mínimos y demasiado superficial podría dar lugar a la formación de pápulas indeseadas. El aspecto de la piel va a presentar una mejora externa, que va a ser la traducción de una mejora desde el nivel profundo de la misma.

Dado que se inyecta en todo el óvalo facial y generalmente también en el escote, supone una mejora global. Al no ser agresiva lo podrás combinar perfectamente con otros tratamientos, bien sea antes o después. Si lo combinas con otros tratamientos tipo rellenos o toxina, notarás que esos duran más.

2. Para la preparación de las partes acrales (orejas y dedos de manos o pies):
Si cuando te expones al frío notas aparición de lesiones rojas que van acompañadas de picor e incluso dolor y que se localizan en zonas distales de tu cuerpo consulta con tu dermatólogo pues puedes sufrir de sabañones o perniosis. Es importante que acudas para un estudio detallado pues es importante hacer el diagnóstico diferencial frente a otras patologías que pueden ser similares (por ejemplo, el fenómeno de Raynaud que se puede asociar a enfermedades reumatológicas).

La perniosis sucede debido a una vasoconstricción extrema en respuesta al frío. Por ello para prevenirla deberás protegerte bien de esta agresión, manteniendo tus habitaciones calientes, usando guantes y orejeras.

Será muy recomendable que también utilices cremas barrera de forma periódica en las zonas conflictivas.

Se puede utilizar también cremas con ácido hialurónico o incluso se puede inyectar para intentar combatir los efectos del frío con una buena hidratación de la zona.

En casos más severos se puede iniciar tratamiento con vasodilatadores tópicos (ejemplo ácido nicotínico) o sistémicos como por ejemplo los antagonistas de calcio o bloqueantes de los canales del calcio como nifedipino. Este fármaco es un potente vasodilatador periférico (dosis 20 – 60 mg /dia) y el problema es que no siempre se tolera bien.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados