Minoxidil para la alopecia

Publicado por:

Categoría: Tricología

Generalidades

Originalmente, el minoxidil se utilizaba exclusivamente como un medicamento vía oral para tratar la hipertensión arterial. Sin embargo, se descubrió que presentaba un efecto secundario interesante: el crecimiento del cabello, por lo que se desarrolló en forma de solución tópica para tratar la alopecia.

Actualmente se utiliza de forma amplia, ya que ha demostrado ser clínicamente eficaz tanto en la prevención de la alopecia como en el tratamiento de alopecias ya establecidas en ambos sexos.

Se encuentra disponible en las farmacias con receta médica, ya sea al 5% o 2% de concentración.

Mecanismo de acción

No está claro cómo funciona el minoxidil, pero la evidencia sugiere que puede causar el crecimiento del cabello, aumentando la fase de anagen o fase de crecimiento folícular. Se cree que el minoxidil mediante la dilatación de los vasos sanguíneos y la apertura de canales de potasio, permite que llegue más oxígeno, flujo sanguíneo y nutrientes al folículo. De esta forma, los folículos que encuentran en fase de telogen o reposo se caen, dejando paso a que empiece una nueva fase de anagen más prolongada, donde los cabellos van a adquirir mayor diámetro folicular.

Por otro lado, aclarar que el minoxidil, al contrario que el fármaco finasteride, no reduce la DHT (dihidrotestosterona) ni inhibe la enzima responsable de su acumulación alrededor del folículo piloso, la 5 alfa reductasa, que se corresponde con el mecanismo responsable por el desarrollo de la alopecia androgenética o calvicie. Esta es la razón por lo que el finasteride es más efectivo que el minoxidil en el tratamiento de la alopecia androgenética del varón.

Efectos secundarios

El minoxidil es generalmente bien tolerado. Los efectos secundarios son poco frecuentes, y en la mayoría de los casos ocasionados por los excipientes acompañantes: propilenglicol y alcohol. Estos efectos secundarios pueden minimizarse mediante la formulación de Minoxidil en excipientes como la espuma.

Las reacciones adversas incluyen irritación y sensación de prurito en el cuero cabelludo, dermatitis de contacto o enrojecimiento, y la sequedad o la descamación en la zona tratada. La aplicación del producto en una piel alterada o dañada conlleva a un aumento de la absorción de minoxidil, y por tanto, un aumento de la posibilidad de efectos secundarios.

Además, el minoxidil puede producir crecimiento de vello no deseado en otras partes del cuerpo, sobre todo en las zonas adyacentes a la zona a tratar.

Por otro lado, paradójicamente, la caída del cabello en el inicio del tratamiento con minoxidil es un efecto secundario común y se denomina efecto shedding. Resulta, como se ha explicado anteriormente, que el minoxidil estimula los folículos pilosos para pasar de la fase de reposo a la fase de crecimiento. Es un efecto secundario temporal que se suele observar en las primeras semanas de tratamiento, e indicativo de que el medicamento empieza a actuar.

Precauciones y contraindicaciones

Actualmente no se conocen interacciones con otros medicamentos asociados.

Embarazo y Lactancia: el minoxidil no se recomienda utilizar durante el embarazo ni durante la lactancia materna.

Correcto modo de aplicación

El minoxidil es fácil y cómodo de usar. Se aplica la solución o la espuma sobre el cuero cabelludo, con el pelo seco, directamente a través de cuentagotas/ pulverizador o con los dedos, respectivamente, de forma uniforme por la zona a tratar, y con la frecuencia indicada por su dermatólogo. Se suele recomendar utilizar 1 ml de solución en cada aplicación, no sobrepasando los 2 ml al día. En relación a la espuma, no existe una cantidad exacta recomendada, aunque solemos indicar aplicar entre medio a un tapón completo.

Para lograr el máximo efecto, la solución debe estar en contacto con el cuero cabelludo durante al menos 4 horas antes de permitir que el cabello se moje.

Además el minoxidil debe almacenarse a temperatura ambiente, 20-25 ºC.

Cuando aparecen los resultados

Al igual que el finasteride, el minoxidil debe ser utilizado durante varios meses antes de que se observe ningún efecto. El producto comienza a hacer efecto a los 5-6 meses y se observa el efecto máximo a los 12 meses de tratamiento.

Los resultados y el éxito del tratamiento va a depender de la correcta aplicación, de la constancia y de la continuidad del mismo.

El proceso de calvicie suele reanudarse si se interrumpe el tratamiento con minoxidil, y el proceso normal de pérdida del cabello comienza nuevamente al cabo dos meses después de suspender la aplicación del producto. Por ello, es habitual recomendar un tratamiento continuo con Minoxidil.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados