Plasma rico en plaquetas para los párpados

Publicado por:

Categoría: rejuvenecimiento facial

Mejorar las arrugas del párpado inferior es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos los dermatólogos que realizamos procedimientos estéticos. Empleando el botox y el ácido hialurónico podemos mejorar de forma espectacular las patas de gallo y las arrugas del entrecejo, pero esto hace que en ocasiones el paciente sea más consciente de las arrugas que persisten en el párpado inferior.

Hasta ahora hemos estado empleando ácido hialurónico para mejorar estas arrugas. El ácido hialurónico tiene mucha capacidad para atraer agua, lo que le convierte en un excelente material de relleno en cualquier parte de la cara. No obstante, esta capacidad puede suponer un serio inconveniente cuando lo empleamos en el párpado inferior, siendo la producción de bolsas o edema persistente uno de los posibles efectos secundarios de la infiltración. Este es el motivo por el que en esta zona usamos ácido hialurónico no reticulado.

Este tipo de material disminuye la capacidad de “relleno” pero es capaz de realizar una hidratación profunda de la piel de los párpados, mejorando de este modo las arrugas.

Hace años estaba de moda el rejuvenecimiento periocular con láseres ablativos, por ejemplo el láser CO2, que obtenía buenos resultados a costa de que el paciente no pudiera salir a la calle durante más de una semana (por las rojeces y costras secundarias al tratamiento). Además en un porcentaje importante de casos producía efectos secundarios inadmisibles. Por este motivo, actualmente se tiende más al uso de láseres que permiten que el paciente se incorpore inmediatamente a su actividad diaria. Este es el caso de los láseres fraccionados, que ejercen su efecto sólo sobre un porcentaje de la zona de piel tratada, con lo cual, dicha piel se regenera mucho más rápido a partir del tejido circundante no alterado.

Plasma rico en plaquetas para los párpados

El plasma rico en plaquetas hace posible que nuestros propios factores de crecimiento induzcan a los tejidos a regenerarse y rejuvenezcan nuestra piel. Se ha demostrado que las infiltraciones de este plasma rico en factores de crecimiento mejora la elasticidad de la piel, aumenta su hidratación y atenúa las arrugas faciales. Un estudio reciente de la Universidad de Seúl demuestra que el plasma rico en plaquetas también mejora las arrugas de los párpados inferiores sin ningún riesgo de efectos secundarios.

El objetivo de este estudio fue demostrar los efectos rejuvenecedores del plasma rico en plaquetas en los párpados inferiores.

Tras realizar tres tratamientos a intervalos mensuales se produjo una mejoría llamativa en la arrugas de los párpados inferiores. Solo en un 12% de los casos no tuvo respuesta al tratamiento con plasma rico en plaquetas. La alta tasa de respuestas y la ausencia de efectos secundarios sitúan al plasma rico en plaquetas en una técnica excepcional no solo para mejorar las arrugas en los párpados inferiores sino para realizar después de intervenciones quirúrgicas como la blefaroplastia, como tratamiento sinérgico.

Lo recomendable es realizar tres sesiones con plasma rico en plaquetas en los primeros tres meses. Posteriormente el tratamiento es personalizado, siendo lo habitual un mantenimiento de una a tres sesiones anuales dependiendo del tipo de piel.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados