Así debes protegerte del sol para prevenir el cáncer de piel

Publicado por:

Categoría: Cáncer de piel

Acaba de arrancar la campaña anual Euromelanoma 2019, una iniciativa de la Fundación Piel Sana, auspiciada por la Academia Española de Dermatología y Veneorología (AEDV), a la que nos sumamos nuevamente, ya que a pesar de la difusión de mensajes para concienciar acerca de la importancia que tiene proteger la piel de la radiación solar, lo cierto es que los datos al respecto siguen siendo alarmantes.

Según los datos presentados recientemente, los hombres descuidan la fotoprotección en mayor medida que las mujeres y los jóvenes de entre 15 y 19 años apenas tienen en cuenta esta conducta preventiva.

Por otro lado, los niños reciben tres veces más radiaciones solares que los adultos, por lo que siguen siendo un colectivo muy vulnerable a pesar de las campañas de prevención.

De esta forma, y según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2019 se diagnosticarán más de 6.000 nuevos casos de melanoma, el tumor cutáneo más letal. En todo el mundo, se diagnostican tres millones de casos de cáncer de piel lo que representa un tercio de todos los diagnósticos de cáncer a nivel global.

No obstante, buena parte de la población sigue sin protegerse adecuadamente y se estima que alrededor del 3% de los ciudadanos no le concede ninguna importancia a este tema.

Según explica la doctora Mayte Truchuelo, una de nuestra especialistas, “hay que acabar con la idea de que el bronceado es algo saludable y empezar a ser verdaderamente conscientes de que debemos protegernos durante todo el año porque es muy peligroso exponerse al sol de manera continua y sin ningún escudo”.

La intensidad de la radiación solar ha ido en aumento en los últimos años, lo que obliga a extremar las precauciones para proteger la piel del sol. Te recordamos cuáles son:

  • El sol es uno de los principales enemigos de la nuestra piel. No solo favorece el envejecimiento cutáneo, sino que además incrementa notablemente riesgo de sufrir cáncer de piel. Tenlo en cuenta y limita la exposición solar. Ni siquiera aunque lleves crema solar estás completamente protegido.
  • Por este mismo motivo, debes protegerte del sol durante todo el año e incluso en días nublados, no solo en verano, aunque en los meses estivales el sol brille con más intensidad y estemos más expuestos a él.
  • Evita tomar el sol en las horas centrales del día; esto es, entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde y procura no hacer ejercicio o actividades que impliquen estar al aire libre en esta franja horaria.
  • Ten especial cuidado con quedarte dormido al sol, ya que al despertar es muy probable que te hayas quemado… y sin darte cuenta.
  • Los niños menores de 3 años no deben exponerse al sol. Cuando van a la playa o a la piscina Deben permanecer en zonas de sombra con gorra, gafas de sol y cremas fotoprotectoras con Factor de Protección Solar (FPS) muy alto, especialmente en las primeras exposiciones. Preferiblemente, han de llevar camiseta y es necesario que se hidraten a menudo.
  • Escoge cremas con un FPS alto (alrededor de 30) que proteja frente a los rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB). La radiación UVA está directamente relacionada con el fotoenvejecimiento, mientras que la de tipo UVB es responsable de las quemaduras solares. Ambas perjudican el funcionamiento del sistema inmunológico y además multiplican el riesgo de cáncer de piel.
  • Las cremas no bastan. Además de fotoprotectores en forma de crema, loción, aceite o spray hay que protegerse del sol con sombreros de ala ancha que creen una zona de sombra alrededor de la cabeza, gafas de sol que cubran bien los ojos y ropa ligera que cubra brazos y piernas, sobre todo en jornadas en las que se va a estar mucho tiempo al sol.
  • Modo de uso. La crema solar ha de extenderse generosamente por la cara y el cuerpo y renovar su aplicación cada dos horas; incluso antes en caso de haber sudado, de haberse bañado o de que la ropa o las toallas hayan retirado parte del producto.
  • Fecha de caducidad. Hay que tener en cuenta que los fotoprotectores solares también caducan, de manera que los filtros suelen quedar inutilizados de un año para otro. Lo mejor es no reutilizar cremas de temporadas anteriores y desecharlas si tienen mal aspecto, huelen raro o se han separado los componentes grasos de los acuosos.

Finalmente, y aunque lleves a cabo todas estas medidas preventivas, no olvides explorar tu piel de manera periódica y observa los lunares que tengas localizados en tu cuerpo. Pide ayuda para controlar los de zonas poco accesibles, como el cuello y la espalda.

Si detectas cambios en su forma, tamaño, color… pide cita con tu dermatólogo, sobre todo si, además, se producen modificaciones en sus bordes, pican o sangran. Se calcula que un millón y medio de pacientes no conceden importancia a estos factores y retrasan la consulta con el especialista, lo que puede agravar su situación considerablemente.

Hay que recordar que, si se detecta en sus fases iniciales, disponemos de tratamientos eficaces que ofrecen muy buen pronóstico.

Más información

·        Tipos de cáncer de piel.

·        Tratamientos para el cáncer de piel.

·        Unidad de cáncer de piel Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

 

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados