¿Qué es un peeling?

Publicado por:

Categoría: rejuvenecimiento facial

La palabra peeling deriva, como su nombre indica, de “pelado” y se utiliza para denominar aquellos tratamientos que actúan sobre las capas más superficiales de nuestra piel para regenerarla y con ello conseguir un rejuvenecimiento y una mejora estética.

¿Qué es lo que te va a mejorar un peeling?

Manchas, acné, arrugas finas, cicatrices, rugosidad, poros abiertos e incluso lesiones sobreelevadas son algunos de los defectos que pueden corregirse mediante peelings. En general se necesitarán varias sesiones para conseguir los resultados deseados.

En términos generales podemos hablar de 2 tipos de peelings diferentes: los químicos y los físicos. Veamos con más detalle en qué consisten cada uno de ellos:

Peeling Químico 

El uso de sustancias químicas para la realización de un peeling se remonta ya a la época de los egipcios en el año 1550 a.c. Consiste en la aplicación de diferentes sustancias químicas que van a estimular la renovación de la piel mejorando la calidad, tersura y aspecto cutáneo.

¿Son todos los peelings químicos iguales?

  • No, los clasificamos en superficiales, medios o profundos según hasta donde alcance su actuación.
    • Los peelings superficiales son los peelings más seguros, necesitan varias sesiones de tratamiento pero alcanzan excelentes resultados con una tolerancia muy buena. En este grupo se incluyen los alfa hidroxiácidos (AHA) como el ácido glicólico que es una de los productos más utilizados y otros como el ácido láctico, ácido pirúvico, ácido mandélico, etc., que se usan menos frecuentemente. También a destacar entre los peelings superficiales están los formulados a base de Betahidroxiácido como el ácido salicílico de especial interés en fototipos altos y pieles acneicas o el ácido lipohidroxiácido (LHA) que se utiliza a concentraciones variables de entre 5 – 10%. Este peeling tiene un pH similar a la piel (5,5), no necesita ser neutralizado y estaría especialmente indicado en aquellas pieles sensibles como las atópicas.
    • Respecto a los peelings medios comentar que profundizan más ya que eliminan toda la epidermis y alcanzan la dermis produciendo una inflamación que estimula directamente la síntesis de fibras de colágeno y elastina. El más destacado en este grupo es el ácido tricloroacético (ATA) que tiene la peculiaridad de que utilizado a concentraciones de 10 – 30% representan un peeling superficial, mientras que concentraciones del 30 al 50% suponen un peeling medio-profundo. Por encima del 50% sería peeling profundo pero no se suele utilizar dada la dificultad de control de la penetración a dicha concentración. Los resultados son más variables y menos predecibles que con otros tipos de peelings.
    • Los peelings profundos de fenol ya no se utilizan actualmente por asociar intenso dolor, necesidad de ingreso hospitalario y gran cantidad de efectos adversos.

¿Sólo actúan en la zona aplicada?

No solo van a ejercer su acción a nivel superficial sino que van a activar a las células de esa capa superficial para que liberen sustancias que a su vez activarán la regeneración a niveles más profundos como es la dermis, estimulando así la regeneración dérmica de fibras elásticas y colágeno lo que justifica su efecto antienvejecimiento.

¿Son predecibles los resultados?

Realizada la técnica por manos expertas es altamente predecible y segura, si bien pueden existir mínimas variaciones de resultado según el tipo de piel, concentración del producto utilizada, pH o tiempo de aplicación.

¿Qué ventajas tiene frente a otros tratamientos?

Además de la mejora estética, productos como por ejemplo los Betahidroxiácidos han demostrado su potencial para la prevención de tumores de piel.

¿En qué consiste el procedimiento?

Aunque con alguna variación dependiendo de cada peeling concreto, la mayoría de los peelings químicos comparten una serie de pasos comunes:

  • Fase de preparación: para mejorar la tolerancia al peeling y optimizar los resultados. Consiste en la aplicación de una crema especial el mes previo del tratamiento. Si padece herpes de repetición y va a realizarse un peeling medio o profundo, le recomendarán tratamiento antiherpético desde el día previo hasta 7 días después de la realización de la sesión. En los peelings medios se aplicará anestésica tópica. Se aplica una hora antes de la realización del peeling y se retira momentos antes del inicio de cada sesión.
  • Peeling: se limpia la piel previamente a la aplicación del producto. A continuación, se protegen las zonas más sensibles: sobre los ojos se aplican discos de algodón y en región de alas nasales, alrededor de la boca de los ojos se aplica vaselina. Después, se aplica el producto mediante alguno de los instrumentos existentes para tal efecto como pinceles, gasas, bastoncillo de algodón, etc. Una vez que ha pasado el tiempo suficiente se neutraliza cuando sea necesario o elimina con agua. Tras la retirada del producto se procede al secado de la cara sin frotar, sólo con suaves toques. Se finaliza la sesión con la aplicación de crema hidratante y reepitelizante que no sea comedogénica.
  • Fase post-peeling:

  • Deberá protegerse del sol al menos durante un mes después.
  • En los peeling medios o profundos en ocasiones se recomienda la aplicación de alguna crema antibiótica tópica.
  • Evitará el rascado de la zona tratada.
  • El tiempo de retirada de la vida social para un peeling medio se estima que será de una semana y para uno profundo en torno a los 10 o 14 días.
  • Podrá maquillarse al día siguiente del peeling superficial sin ningún problema.
  • Peeling Físicos

    En este grupo incluimos aquellos procedimientos que producen una regeneración epidérmica no mediante el uso de productos químicos sino por instrumentos y procedimientos mecánicos. Destacan en este grupo los láseres. Dentro de ellos clásicamente se utilizaban los láseres que eliminaban toda la epidermis y dermis y obtenían resultados espectaculares pero con un gran tiempo de recuperación así como dolor y otras molestias. Por ello fue una revolución la aparición de los llamados láseres fraccionales.

    Dichos láseres producen la regeneración completa de la piel mediante la formación de microcolumnas en la misma. Este mínimo daño va a ser el responsable de activar la respuesta de regeneración y rejuvenecimiento. A su vez se dividen en ablativos o no ablativos. Los primeros son algo más agresivos pero con tan solo 3-4 días de recuperación obtienen resultados excelentes en tan sólo una sesión. Los segundos apenas tienen tiempo de recuperación pero necesitan alguna sesión más.

    En nuestra opinión son los láseres fraccionales la mejor opción de entre todos los métodos físicos existentes en el mercado como puede ser el dermaroller o la microdermabrasión.

    Conclusión
    Los peelings son capaces de eliminar imperfecciones e inducir la regeneración epidérmica y dérmica. Son una opción accesible, eficaz y segura para abordar diferentes problemas como manchas, envejecimiento, acné, etc.

    Para cada paciente se ha de seleccionar, de entre todas las opciones de peeling existentes cuál es la más indicada en su caso. Además, una buena preparación pre-peeling así como cuidados post-peeling adecuados serán claves en el éxito del tratamiento.

    0

    COMPARTE ESTE ARTÍCULO

      Artículos relacionados