Rejuvenecimiento cutáneo y sus cuidados post-tratamiento

Publicado por:

Categoría: rejuvenecimiento facial

La tecnología láser ha supuesto un decisivo avance en medicina y cirugía en general, y en el ámbito de la estética y por tanto en el rejuvenecimiento cutáneo, una revolución absoluta.

Los primeros láseres empleados para el rejuvenecimiento de la piel producían una ablación de todo el tejido donde era aplicado, lo cual resultaba agresivo, doloroso y con importantes riesgos y efectos secundarios. Además, el proceso de recuperación era largo e incómodo.

Hoy en día empleamos láseres fraccionados de última generación, mucho más seguros y fiables. Se llama fraccionado porque la energía lumínica se concentra en columnas de luz que dañan una porción de piel respetando el tejido de alrededor. Eso hace que el tratamiento sea mucho más preciso y el tiempo de recuperación en el tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo, sea mínimo.

El “daño” selectivo de zonas milimétricas de la piel se traduce en síntesis de nuevo colágeno. Lo que observamos es: una piel más lisa y luminosa, con el poro más cerrado y cicatrices y arrugas atenuadas.

Cuidados necesarios después de un rejuvenecimiento cutáneo

Todo tratamiento requiere unos cuidados posteriores para favorecer la recuperación de la piel y evitar complicaciones y en el rejuvenecimiento cutáneo no podía ser menos.

Tras el tratamiento es habitual que la piel esté enrojecida, con sensación de quemazón e hinchazón. La vaporización de sprays de agua termal refresca y calma las molestias iniciales.

Los días siguientes se recomienda usar cremas reparadoras, que hidraten la piel y aceleran su recuperación. Las cremas de protección solar son fundamentales tras el tratamiento para evitar que la piel se pigmente y se mantenga el efecto de rejuvenecimiento. Estas cremas se deben aplicar todos los días, incluso con cielos nublados, especialmente si se realizan actividades al aire libre. No debemos olvidar que para que la protección dure todo el día, hay que renovar su aplicación cada pocas horas.

Pasados los primeros días de posible enrojecimiento y descamación, tenemos una piel nueva que va a aprovechar mucho mejor los productos que le apliquemos. El médico recomendará cremas con vitaminas, despigmentantes o retinoides adecuadas a cada tipo de piel.

Rejuvenecimiento cutáneo combinado con otras técnicas

Además, la combinación del tratamiento con láser con otros procedimientos como la mesoterapia o la bioestimulación con plasma rico en plaquetas va a incrementar la síntesis de nuevo colágeno y por tanto los resultados de piel más joven, lisa y firme, es decir, un rejuvenecimiento cutáneo con mejores resultados.

El empleo del plasma rico en plaquetas, representa una técnica  de medicina regenerativa en auge. Emplea las propias plaquetas presentes en la sangre del paciente para estimular la regeneración de la piel. No sólo se emplea para el tratamiento del envejecimiento facial, sino que también mejora las cicatrices de acné y de la calidad general de la piel. Es frecuente su empleo en asociación al láser fraccionado en una misma sesión, ya que permite tener una recuperación más rápida y además se obtienen mejores resultados en el rejuvenecimiento cutáneo.

Su utilidad queda establecida de manera clara en un reciente estudio publicado por nuestro grupo en la prestigiosa revista científica Dermatologic Therapy, que evalúa los beneficios del Plasma Rico en Plaquetas en la piel fotodañada.  Se observa un incremento en el grosor epidérmico y dérmico, con un incremento en la cantidad y la organización de las fibras de colágeno. Se observó una reducción de la elastosis solar (término que hace referencia al daño solar de la piel del paciente) tras el tratamiento. Todos los hallazgos fueron más llamativos en el caso de un mayor envejecimiento cutáneo. Este incremento en la cantidad y distribución del colágeno, “andamio” sobre el que se sustenta nuestra piel, va a contribuir en gran medida al objetivo de tener un óvalo facial definido y en definitiva conseguir un rejuvenecimiento cutáneo.

 
0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados