Se acerca el momento de cuidar de la piel masculina

Publicado por:

Categoría: Blog

El hecho de que la piel masculina sea más gruesa lleva a muchos a pensar que aguanta mejor los rigores del verano y que, por lo tanto, no hace falta esmerarse demasiado a la hora de evitar no solo el daño que ocasiona la radiación solar, sino el resto de agentes típicos de esta época estival de los que ya os hemos hablado con anterioridad en el blog: salitre, cloro, viento, arena, falta de sueño, excesos vacacionales…

Nada más lejos de la realidad. La piel de los hombres es algo más resistente a la acción nociva de los agentes externos a largo plazo. No obstante, se quema igual, es tan susceptible al cáncer de piel como la dermis de las mujeres y tiene los mismos enemigos que la piel femenina.

Mitos sobre la piel masculina que no debes creer

La piel del varón es más resistente

No es cierto. Aunque el rostro y el cuerpo masculino tiene una mayor proporción de musculatura con respecto a la grasa aunque la piel del varón viene más secreción sebácea, lo cierto es que es mucho más sensible al daño ocasionado por los radicales libres y a la oxidación celular, ya que carece de la protección natural que conceden los estrógenos a las mujeres. Asimismo, a partir de los 30 años empieza a caer progresivamente el nivel de testosterona, que tiene cierto potencial antioxidante.

El vello corporal protege del sol

Es cierto que los hombres que tienen mucho vello corporal o llevan barba tienen una protección adicional frente al sol de la que carecen los varones más lampiños o las mujeres. Sin embargo, este escudo no es tan potente como se piensa, de manera que ni siquiera los varones más velludos deberían saltarse la rutina de la fotoprotección adaptada a su tipo de piel.

Eso sí, para evitar que las cremas demasiado densas les obstruyan los folículos pilosos y también porque no es muy agradable aplicarse este tipo de productos en zonas velludas, lo menos es optar por formulaciones en aerosol o gel, ya que estas texturas van a resultar más cómodas y agradables de usar, de manera que van a favorecer que el usuario cumpla convenientemente con la pauta a la hora de aplicar el producto.

Los hombres no se cuidan

Completamente falso. Es cierto que ellos han tardado más tiempo en manifestar su interés en los procedimientos de la cirugía y la dermatología estética para mejorar su aspecto, fundamentalmente por temor a quedar con un aspecto poco natural o a que sus rasgos adquieran un aire demasiado femenino después de los diferentes tratamientos.

Sin embargo, la tendencia ha cambiado y ahora los hombres también se preocupan, además de por la salud de su piel, por el envejecimiento que ocasionan el paso de los años y los factores externos como el sol, el tabaco o la contaminación.

De hecho, En el Grupo de Dermatología Pedro Jaén hemos creado una Unidad Específica de Estética Masculina para responder adecuadamente a las necesidades específicas de los varones en lo referente al cuidado de su piel.

Cómo cuidar la piel masculina después del verano

Cuando se acerca el fin del verano llega el momento de diseñar un plan de actuación para reparar los estragos que haya podido causar el periodo estival en la piel de hombres y mujeres, cada uno según el alcance de los daños y teniendo en cuenta las particularidades de uno y otro sexo.

En el caso de los hombres lo primero que se suele recomendar es hacer una exfoliación para renovar la piel; bien con un peeling superficial, bien con láser de erbio fraccionado.

Este tipo de láser consigue una piel elástica y rejuvenecida desde la primera sesión, aunque pueden ser necesarias dos o tres para alcanzar los resultados deseados. Su aplicación únicamente causa un eritema (enrojecimiento de la piel) que se pasa en apenas 24 horas y el desprendimiento de la capa más superficial de la piel, dando lugar a una dermis mucho más jugosa y elástica.

Durante la recuperación tras una sesión con láser de erbio fraccionado, que no suele prolongarse más allá de cuatro o cinco días, únicamente hay que usar una crema reparadora con fotoprotección y un jabón específico para mantener la zona limpia. En ese tiempo no es necesario estar de baja; tan solo procurar estar a cubierto y protegido del sol.

En este punto es conveniente recordar que cualquiera de los tratamientos con láser deben hacerse a partir del momento en el que ya el paciente no se va a exponer más al sol de manera habitual para evitar la aparición de manchas cutáneas.

Este tratamiento de renovación celular puede complementarse con bioestimulación a base de inyecciones de plasma rico en plaquetas o hidratación inyectando un cóctel de vitaminas y/o ácido hialurónico. El objetivo es conseguir un rejuvenecimiento facial armónico y natural.

Finalmente, el dermatólogo elabora una recomendación personalizada con la rutina domiciliaria que debe seguir el paciente focalizando la atención no solo en la reparación de los daños ocasionados por el verano, sino en el cuidado y la protección que hay que adoptar de cara al otoño e invierno.

Pide cita en nuestra Unidad de Estética Masculina.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados