Tratamiento de los granos de la barba

Publicado por:

Categoría: Dermatología Clínica

Muchos hombres presentan de forma recurrente granos en la región de la barba (denominado pseudofoliculitis de la barba), que traducen lesiones inflamatorias, a veces con pus otras con costra. Esos granos de la barba los presentan fundamentalmente aquellos hombres que se afeitan.

¿Por qué sucede?

Puede deberse a que el pelo de la barba sea algo rizado y por dicha estructura la punta del pelo se reintroduce de nuevo en la piel, produciendo una irritación que origina el grano de la barba.

La otra causa es que un pelo que esté naciendo, de punta afilada pinche y rompa la pared de un folículo (raíz de pelo) adyacente. 

¿A quién afecta?

A varones jóvenes que se afeitan. Especialmente si ese afeitado lo hacen en dirección a “contrapelo”; tiran intensamente de la piel durante el afeitado; se depilan con pinzas; se depilan con electrolisis o usan cuchillas de afeitar de dos o tres hojas que apuran demasiado. Todo ello lleva a un rasurado muy apurado que favorece la presencia de una punta de pelo muy afilada justo debajo de la piel que favorecerá la aparición de los granos de la barba.

Los granos de la barba afectan con más frecuencia a la raza negra, por presentar un pelo más curvado.

¿Cómo se manifiesta?

Mediante la aparición de brotes repetidos de lesiones tipo acné o granos que pueden ser dolorosos, tras el afeitado.

¿Por qué se llama pseudofoliculitis?

Los granos recurrentes de la barba que aparecen tras el afeitado se denominan pseudofoliculitis porque recuerdan a la infección de la raíz de los pelos producida por bacterias (foliculitis), pero en este caso de la pseudofoliculitis la infección por una bacteria no es la causa, sino como hemos visto la causa de las lesiones es el traumatismo e inflamación que el pelo punzante produce en la piel. Esto no quita que, secundariamente, las lesiones de pseudofoliculitis se puedan infectar con bacterias y con ello coexistir la pseudofoliculitis con la foliculitis bacteriana.

¿Con qué se puede confundir?

Es importante no confundir este tipo de lesiones con acné vulgar o con infecciones por hongos que a veces pueden afectar también a los pelos de la barba.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de los granos de la barba o pseudofoliculitis de la barba se realiza mediante la exploración visual, sin ser necesario biopsia ni cultivo para establecer el diagnóstico. Sólo realizaremos cultivo si tenemos sospecha de que pudiera estar complicado el cuadro con una infección.

¿Cómo se tratan los granos de la barba?

En primer lugar se debe modificar la técnica de afeitado: Se recomienda el afeitado después de la ducha con la piel hidratada y el pelo reblandecido, de forma que la punta del pelo afeitado en ese momento es redondeada y no punzante, dificultando la penetración en la piel. Se aconseja lavar la barba previamente al afeitado con una esponja para desincrustar los pelos más curvados. Para el afeitado se pueden utilizar cuchillas de afeitado siempre y cuando sean de una sola hoja para evitar un rasurado demasiado apurado. La maquinilla eléctrica también puede utilizarse. Se recomienda con 3 cabezales rotatorios, manteniendo la maquinilla levemente separada de la piel y afeitar lentamente y con movimientos circulares, sin presionar contra la piel ni tirar de la piel. No se depilara nunca a contrapelo, sino siempre en dirección del pelo. Tras el afeitado se utilizará un producto hidratante.

En segundo lugar un tratamiento físico (el láser) será muy recomendable para combinar con los tratamientos farmacológicos. El láser va a permitir que el tratamiento tenga un efecto mucho más rápido y además que sea más duradero. El láser indicado para el tratamiento de los granos o pseudofoliculitis de la barba es el láser vascular (v-beam o multiplex). Este láser mejora las lesiones por su efecto antiinflamatorio. Además induce un estímulo en dermis que puede mejorar las cicatrices que hayan ido quedando tras la curación de las lesiones antiguas. Se realizan diferente número de sesiones según el caso (de media 3 aproximadamente), que no son dolorosas y son de rápida aplicación.

En tercer lugar se combinará con tratamientos farmacológicos. De entre todos ellos destacamos los más eficaces.

Se pueden utilizar cremas depilatorias 2 o 3 días en semana (no más para evitar irritación de la piel). Estas cremas rompen bruscamente el pelo a nivel de la apertura folicular evitando así el pinzamiento en la piel. Retinoides tópicos: mejoran la hiperqueratosis eliminando el exceso de epidermis que tapona el folículo del pelo. Puede combinarse con corticoide tópico de forma puntual para evitar irritación. Antibioterapia oral: En ciertos casos más intensos se puede recomendar la antibioterapia oral (por ejemplo tetraciclinas), por su efecto antiinflamatorio además de por la capacidad de prevenir infección bacteriana o tratarla en caso de estar ya presente. Retinoides orales: en ciertos casos los retinoides se pueden pautar por vía oral para un control a largo plazo.

En conclusión, los granos de la barba o pseudofoliculitis de la barba es una afección muy frecuente en varones jóvenes, que puede resultar especialmente problemático especialmente en aquellos que por su profesión necesitan afeitarse a diario, ya que esto es un factor desencadenante. Un tratamiento correcto puede poner fin a este problema en poco tiempo, aunque el hábito de afeitado debe ser el adecuado para no favorecer la reaparición de los granos de la barba.

0

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

  Artículos relacionados