Blog Grupo Pedro Jaén

Cuidado de las varices en verano

Posted by:

Cuidado de las varices en verano

Llega el periodo estival y con él muchos pacientes se percatan de que sus varices y varículas han aumentado desde el año pasado, posiblemente debido a la evolución natural del proceso, relacionada también con una predisposición genética o a una situación laboral que no ayuda. Por ello, vamos a ver cómo debe ser el cuidado de las varices en verano.

En verano también se pueden operar las varices. No existe una contraindicación como tal para ello, pero es cierto que es mucho más incómodo para el paciente. La obligada media de compresión del postoperatorio, la protección solar en la pierna operada y las pocas ganas de estar convaleciente durante las vacaciones, hacen de esta época un momento poco propicio para animarse. Naturalmente hablamos de los casos en los que las varices sean una patología benigna, no complicada y de larga evolución, ya que hay que individualizar cada paciente

En el caso de las varices más pequeñas, las varículas que consideramos casi un tema estético, el tratamiento en verano suele ser más restringido todavía.


Tanto las distintas modalidades de tratamiento esclerosante como el láser transdérmico deben hacerse con la piel lo menos morena posible, debe evitarse la exposición solar y muchas veces es recomendable el uso de la media de compresión durante un tiempo después de cada sesión de tratamiento. Además, el resultado estético óptimo se obtiene varias semanas, meses en algunos casos, después del tratamiento, con lo que el objetivo de “estar bien” para el verano suele ser complicado.

Una mención especial merece la crioesclerosis, que es un tipo especial de tratamiento esclerosante que por sus características propias sí puede hacerse con cierta seguridad durante el verano. En cualquier caso hay que seleccionar muy cuidadosamente a los pacientes que se pueden beneficiar de este tratamiento y volvemos a insistir en la necesidad de individualizar a cada uno en la consulta.

Cuidado de las varices en verano

Entonces… ¿No hay nada que podamos hacer? Claro que sí. Quizá no sea el mejor momento para eliminar todas las varices, pero sí es el mejor momento para descansar y disfrutar a tope de las vacaciones, y las piernas no pueden o no deben ser un problema. Se pueden pautar diversas medicaciones venotónicas para mejorar los síntomas propios de las varices, de la insuficiencia venosa. Se pueden aplicar geles fríos o cremas hidratantes para mejorar puntualmente síntomas de pesadez o cansancio y se pueden disimular las varículas con cremas autobronceadoras o simplemente con el agua fría de la playa. Yo suelo recomendar pasear por la playa con el agua por las rodillas, para activar al máximo el retorno venoso a la vez que el frío del agua provoca cierta vasoconstricción que también es positiva para el territorio venoso superficial insuficiente.

En definitiva, mi consejo es que disfruten mucho del verano y si las varices les molestan, acudan cuanto antes a su Cirujano Vascular para valorar posibles tratamientos y el mejor momento posible para hacerlos, ¡¡no hay que dejarlo para el verano que viene!!

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.