Blog Grupo Pedro Jaén

Cuidados de la piel después del verano

Posted by:

Cuidados de la piel después del verano

A pesar de lo que uno pueda pensar, la vuelta del verano es el momento del año en que la piel tiene peor aspecto. Es cierto que el bronceado es favorecedor, sobre todo en personas jóvenes, pero desafortunadamente la exposición solar pasa facturas.

La radiación ultravioleta es la principal fuente de estrés oxidativo en nuestra piel, induce la destrucción del colageno y de las fibras elásticas que la mantienen firme y ocasiona alteraciones de la pigmentación como los léntigos y el melasma. Por otra parte daña el epitelio produciendo lesiones precancerosas como las queratosis actínicas que pueden, con el paso de los años y con exposiciones solares repetidas llegar a convertirse en tumores malignos.

Revisa tu piel después del verano

Por eso la vuelta del verano es un momento bueno para hacerse una revisión dermatológica completa. Su dermatólogo puede explorar toda la piel y detectar lesiones pigmentadas que requieran especial seguimiento o incluso extirpación. El seguimiento mediante el sistema Vectra permite identificar cambios mínimos en los lunares a lo largo del tiempo y detectar el melanoma de forma muy precoz.

Si tiene queratosis actínicas podrá beneficiarse de un tratamiento global de la piel dañada por el sol (frente, orejas, mejillas, dorso nasal, calva…) con terapia fotodinámica, que elimina las lesiones precancerosas visibles y también las microscópicas.

Tratamiento de manchas solares después del verano

Desde el punto de vista exclusivamente estético, el otoño es el momento de ocuparse de las manchas, aprovechando que con el cambio de estación la exposición solar será menor y por tanto es posible hacer tratamientos algo más irritantes sin miedo a que empeoren las manchas.

Melasma

El melasma puede beneficiarse del tratamiento con distintas fórmulas magistrales, peelings químicos, ciertos láseres como Picosure y de medicamentos por vía oral como el ácido Tranexámico.

Léntigos

Los léntigos solares, que son manchas redondeadas que aparecen en zonas fotoexpuestas como la cara, el escote, los hombros y el dorso de las manos se pueden tratar con láseres como Picosure.

Además puede lograrse una mejoría global de la textura de la piel uniformizando su pigmentación y devolviéndole el brillo con láseres fraccionados como el Fraxel.

El otoño es, en general, un buen momento para realizarse aquellos tratamientos que exijan un fotoprotección cuidadosa en los meses ulteriores para lograr los mejores resultados.

Dra. Isabel Aldanondo

Dermatóloga en Madrid

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.