Blog Grupo Pedro Jaén

Productos capilares y eczema

Posted by:

Productos capilares y eczema

Los productos de uso capilar son múltiples y de utilidad variada: productos para cambio de coloración (varios tipos de tintes) u ondulación (fijadores, lacas, geles), y productos destinados a la limpieza y manutención del aspecto sano del cabello: champús, acondicionadores, tratamientos nutritivos y lociones capilares.

El uso excesivo o inadecuado de los mismos, junto con hábitos de higiene incorrectos, pueden desencadenar o contribuir a la aparición de lesiones cutáneas.


Los cuadros dermatológicos más frecuentes a consecuencia del uso de estos productos, son el eczema de contacto irritativo y alérgico, y rara vez, caída de cabello. También pueden exacerbar otras enfermedades cutáneas pre-existentes como el eczema seborreico o la dermatitis atópica. En otras ocasiones pueden ocasionar problemas de piel en otras localizaciones, además del propio cuero cabelludo, sobre todo en la cara.

Las afecciones más conocidas son las producidos por los tintes de coloración, que originan cuadros agudos, urgentes y fácilmente identificados por el paciente. Los champús son productos capilares que, por lo general, son muy seguros y controlados por la Industria y Sanidad, pero que presentan en su composición substancias de capacidad alergénica, como conservantes, perfumes y fragancias, que pueden desencadenar lesiones cutáneas.

Las que con mayor frecuencia ocasionan sensibilización en la actualidad son el Kathon CG (Metilisotiazolinona + Metilcloroisotiazolinona), Euxyl K y Fenoxietanol (conservantes), Cocamidopropil betaina (tensoactivo) y múltiples fragancias. Además pueden contener substancias de capacidad irritante como el Propilenglicol, o los Alcoholes.

Generalmente en el cuero cabelludo el cuadro clínico no es muy intenso, ocasionando lesiones leves irritativas, pero este tipo de producto puede ocasionar lesiones cutáneas en la cara, sobre todo a nivel de los párpados, con aparición de enrojecimiento, tumefacción y prurito.

Si la sensibilización es muy intensa, se puede producir una generalización del cuadro clínico, pudiendo simular otras enfermedades cutáneas, como la dermatitis atópica.


Ante lesiones cutáneas crónicas en cara de causa no identificable, debe consultar a su dermatólogo para descartar una posible relación con cosméticos y así realizar un estudio completo mediante pruebas epicutáneas para poder confirmar la causa, y establecer un tratamiento específico y pautas de uso de productos cosméticos adecuada, con el fin de evitar problemas similares en el futuro.

0


Add a Comment



Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes






Hemos recibido su petición. En los próximos días nos pondremos en contacto con usted.