Dermatoscopia Digital


La dermatoscopia consiste en una técnica no invasiva de diagnóstico de lunares y melanoma, que nos permite obtener una imagen muy aumentada de cada lunar, al tiempo que podemos percibir su estructura en profundidad. El aparato utilizado es el dermatoscopio, que emplea un sistema de magnificación de las lesiones, con una luz incidental que transilumina la piel y permite un aumento con el lente que va desde 10X - 50X.

La dermatoscopia digital nos permite además grabar las imágenes en cada visita. Ello facilita la comparación de los posibles cambios en la estructura del lunar con el tiempo. Se trata de un procedimiento incruento, inocuo e indoloro. Su precisión es muy alta y facilita notablemente el diagnóstico precoz de una eventual malignización, que conduce a un tratamiento quirúrgico más sencillo y eficaz. A su vez, esta técnica evita la extirpación innecesaria de algunos lunares de aspecto atípico, pero de naturaleza benigna. La dermatoscopia ha supuesto una auténtica revolución en los últimos años en la ayuda al diagnóstico precoz del melanoma. Podríamos decir que el dermatoscopio es al dermatólogo lo que el fonendoscopio es al cardiólogo.

Se recomienda al menos una evaluación anual de los lunares mediante dermatoscopia para su control. Tras la visita, el dermatólogo decide si es necesario realizar un mapeo mediante dermatoscopia digital, que puede considerarse la forma más precisa de seguimiento de los lunares y detección precoz de lunares atípicos o melanomas.


  • ¿En qué consiste la técnica?

    Un dermatoscopio permite observar la piel con mayor precisión y es una herramienta de gran utilidad para diferenciar la benignidad o malignidad de una determinada lesión. La exploración, que puede durar entre 10-60 minutos, consiste en la aplicación del dermatoscopio sobre las lesiones en la consulta. Se realiza un análisis visual directo de las diferentes estructuras de la lesión cutánea o proceso dermatológico en cuestión. La dermatoscopia digital archiva las imágenes de en formato digital, lo que facilita la comparación directa con la máxima exactitud en futuras visitas.

  • Efectos

    La dermatoscopia digital es una técnica no invasiva y totalmente inocua. Por tanto, no ocasiona ningún efecto adverso ni tiene ninguna contraindicación. No requiere ninguna preparación especial previa a la prueba, ni tampoco ningún cuidado especial tras la misma.

  • Evaluación

    En la consulta del dermatólogo se suele ofrecer una exploración completa de la piel para revisar todos los lunares. Aparte del examen visual, el dermatólogo también inspeccionará los lunares usando la dermatoscopia, una técnica diagnóstica no invasiva que permite la visualización de estructuras y patrones en los lunares a gran aumento mejorando la precisión diagnóstica.

  • Recomendaciones

    Se recomienda al menos una evaluación anual.

    Previo a la prueba: recomendamos acudir con la piel sin maquillaje ni otro tipo de producto tópico.

    Posterior a la prueba: no requiere ningún cuidado especial. Según los hallazgos encontrados, el dermatólogo le recomendará cuál es el momento idóneo para su revisión, pues según cada caso varía entre 3 y 12 meses. No olvide consultar antes si observa alguna lesión sospechosa (lunares nuevos, lunares que cambian, aparición de picor o sangrado en un lunar).


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS