Pruebas para Alergias.


Pruebas cutáneas: 

Las pruebas cutáneas son consideradas el método de elección en el paciente alérgico cuya técnica es bastante segura y sencilla de realizar. Consiste en depositar e introducir a través de la punción de la piel una pequeña cantidad del extracto antigénico. La lectura de los resultados se realiza a los 15-20 minutos ofreciéndole al paciente una imagen inmediata de su sensibilización.

- Prick- test con neumoalérgenos: pólenes, ácaros, hongos, animales e insectos. - Específicas (alimentos). 

Pruebas epicutáneas o de parche (dermatitis de contacto):

Las pruebas epicutáneas o de parche nos permiten diferenciar una dermatitis irritativa de una dermatitis de contacto. Se colocan habitualmente en la parte superior de la espalda. Los resultados se obtendrán de su lectura a las 48 y 96 horas.

Estudio diagnóstico de urticaria/angioedema:

Además de la historia clínica detallada para clasificar correctamente la enfermedad, será necesario en muchos casos la realización de otras pruebas (cutáneas, análisis de sangre y/o muestras de heces) para identificar la causa.

Pruebas de función respiratoria: 

La espirometría es una prueba no invasiva que permite conocer la función pulmonar de una persona. Es fundamental para el diagnóstico, seguimiento y pronóstico del asma bronquial. 

Cuantificación de Inmunoglobulina IgE sérica total y determinación y cuantificación de anticuerpos IgE:

La determinación de los niveles de Inmunoglobulina IgE sérica total e IgE específica está indicada ante la sospecha de una enfermedad alérgica.

   



 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS