Imiquimod, Grupo de Dermatología Pedro Jaén

Tratamiento con Imiquimod


El imiquimod es un medicamento que se administra de forma tópica, es decir, directamente sobre la piel, con el objetivo de modificar la respuesta inmunitaria del área cutánea en el que se aplica, para conseguir la eliminación de determinadas lesiones de la piel.


  • En qué consiste

    El imiquimod en cáncer cutáneo se emplea para tratar los tumores “no invasivos” de la piel en la cara, cuello, brazos, escote, como el carcinoma basocelular superficial o las queratosis actínicas, que son lesiones premalignas que aparecen como consecuencia de la exposición solar y que en caso de no ser tratadas adecuadamente pueden evolucionar a un cáncer de piel, llamado carcinoma espinocelular. 

  • Recomendaciones

    Previo a la aplicación del imiquimod, se deberá proceder al lavado de manos así como de la zona a tratar, con agua y jabón suave. Una vez seca la zona, se deberá aplicar una fina capa de crema por las noches antes de acostarse, y extender hasta que se absorba. A continuación, se deberá dejar actuar durante toda la noche y por la mañana, lavar de nuevo la zona para retirar los residuos que hayan podido quedar sobre la piel. 

    Se recomienda que al día siguiente, el paciente evite la exposición solar directa y aplique una crema con protección solar (FPS 50+). 

    Es muy probable que durante la aplicación del tratamiento se produzca una reacción inflamatoria moderada-intensa, con enrojecimiento facial y formación de costras. En ese caso, el dermatólogo le dará las recomendaciones concretas para manejarlo de la mejor forma posible. 

  • Efectos secundarios

    Entre los efectos secundarios más habituales, se encuentran el enrojecimiento, sensación de ardor o sangrado en el área tratada. Con la evolución, puede aparecer descamación, sequedad y/o ampollas, costras sobre la piel. De forma menos habitual, puede aparecer dolor de cabeza, diarrea, o sensación de cansancio. 

    Todos los efectos secundarios descritos, por lo general están limitados al tiempo de aplicación del tratamiento y ceden en cuanto se suspende. No obstante, en caso de aparición de los mismos u otro tipo de efectos secundarios, se recomienda consultar siempre al dermatólogo que lo pautó. 


 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS