Lifting Cervical, Grupo de Dermatología Pedro Jaén

Lifting Cervical


El lifting cervical es uno de los procedimientos más consultados después de cumplir los 50 años. Con el paso de los años se produce un aflojamiento de la piel del cuello y de las estructuras de la grasa y los músculos, con lo que se acentúa la papada. Además en algunas pacientes se acompaña de un aumento de peso típico del final de la menopausia.



  • ¿Qué es?

    El lifting cervical consiste en la elevación de la grasa y los músculos de cuello. También puede acompañarse de una reducción del volumen del cuello, especialmente del volumen de la grasa. El efecto es un ascenso de la piel y de las “cocochas” visible en el perfil de la paciente. Además se recoge la piel sobrante, de tal forma que deja de haber estructuras “colgantes”.


  • En qué consiste

    La técnica consiste en ascender la piel y los músculos finos pero profundos que constituyen el cuello. Este músculo se llama “platisma” y es el responsable del movimiento de la piel del cuello. La técnica ideal consiste en ascender el músculo lo más posible, y eliminar la grasa que lo cubre por medio de una liposucción de superficie. Esto logra además disminuir el peso del conjunto, ayudando a elevar las estructuras. En algunas ocasiones la corrección es incompleta si no se arreglan las glándulas de la saliva, que están profundas en la porción más anterior del cuello, pero que claramente protruyen en muchas pacientes, justo debajo de las cocochas.


  • Resultados

    Los resultados se observan ya mismo en quirófano de forma inmediata. Lo normal es que elevemos de forma notable el cuello, quizás con gran tirantez. Ésta situación se va normalizando en las primeras semanas logrando el aspecto natural y resultado estable desde la 3ª semana de la cirugía. Para asegurar que estamos consiguiendo un resultado de excelencia tomamos fotografías con la paciente mirando hacia abajo, lo que exagera la papada. Si en esta posición hemos logrado un buen resultado, sabemos que la paciente quedará extremadamente satisfecha.


  • Intervención

    La intervención tiene lugar bajo anestesia local con sedación o bien anestesia general dependiendo de las preferencias y la cantidad de trabajo que haya que realizar. Normalmente recomendamos una noche de ingreso. La paciente podrá estar visible para vida social y compromisos laborales desde 10 a 15 días después de la intervención.


  • Efectos secundarios / Recomendaciones

    La cirugía exige la realización de incisiones detrás de la oreja y alrededor del pelo de cuello, que pasan desapercibidas para el ojo ajeno. Los pequeños hematomas son frecuentes y se reabsorben rápidamente sin más consecuencias.



 
CONSULTA CON EL EXPERTO
ARTÍCULOS RELACIONADOS