unidad de cirugía vascular Grupo de Dermatología Pedro Jaén

Insuficiencia Venosa y Varices


La insuficiencia Venosa Crónica (IVC) hace referencia a la incapacidad del sistema venoso, habitualmente de las piernas, para recoger la sangre desoxigenada y llevarla de vuelta al corazón y pulmones. La expresión más frecuente de esta patología son las varices. Las varices son venas dilatadas y tortuosas del sistema venoso superficial de los miembros inferiores que no realizan adecuadamente su función de retorno.


  • Síntomas

    La IVC y las varices suelen provocar molestias de tipo dolor y pesadez en las piernas, que se acentúan por las tardes y después de estar mucho tiempo de pie o sentados. En ocasiones pueden favorecer el edema (hinchazón) de los tobillos y no es infrecuente el eccema (sequedad) de la piel, el prurito (picor) o incluso los cambios de coloración de la piel. La clínica de insuficiencia venosa puede llegar a ser muy invalidante para determinadas profesiones.

  • Diagnóstico

    La mayoría de las veces el diagnóstico clínico, con una adecuada exploración médica es suficiente para determinar el grado o la severidad de la patología, pero en todas las ocasiones es imprescindible una valoración mediante Eco-Doppler de la morfología y función del sistema venoso de la extremidad, con especial atención al sistema venoso profundo y a los puntos donde se originan las varices (puntos de fuga), así como de los segmentos cuyas válvulas mal funcionantes condicionan la presencia de las varices u otras complicaciones relacionadas.

  • Efectos secundarios

    No existen efectos secundarios, pero en ocasiones se pueden producir quemaduras y cicatrices (muy raro) o cambios de la coloración de la piel (hiper/hipopigmentaciones) que se tratan de diversas maneras. Es muy importante seguir las indicaciones del médico para minimizar el riesgo de que estas entidades sucedan.

  • Recomendaciones

    Muy similares a las del tratamiento esclerosante. Solemos recomendar el uso de medias de compresión normal durante unos días después de cada sesión de tratamiento, evitar la exposición solar y caminar. También se suele recomendar usar alguna crema para disminuir la incidencia de la mencionada pigmentación.

  • Tratamientos médicos

    Existen muchos tipos de tratamientos para la Insuficiencia Venosa y para las varices que van desde los tratamientos farmacológicos, los tratamientos rehabilitadores y ortoprotésicos hasta la cirugía. Entre ambos extremos se sitúan hoy en día muchas técnicas poco agresivas como el láser endovenoso o la esclerosis en sus diversas formas (con espuma o la crioesclerosis) o el láser transdérmico. El objetivo de cualquiera de las técnicas de tratamiento actuales de las varices es la no-interferencia con la vida cotidiana y el resultado óptimo desde el punto de vista clínico y estético.

    Láser Transdérmico

    La aplicación de energía en forma de luz coherente sobre la piel puede provocar la eliminación de las varices más superficiales

    Esclerosis de Varices

    Consiste en la eliminación de las mismas mediante la introducción en su interior de un medicamento en forma de espuma

    Cirugía Vascular

    Se consiguen unos resultados clínicos y estéticos óptimos en régimen de cirugía ambulatoria


 
CONSULTA CON EL EXPERTO