cellfina, Grupo de Dermatología Pedro Jaén

Cellfina


Cellfina® es un revolucionario método que combina la técnica de desbridamiento de septos fibrosos mediante subcisión con un sistema de “vacío” para tratar con gran precisión las causas estructurales de la celulitis: las bandas conectivas o tabiques fibrosos que están entrelazados con la grasa, tiran de la piel hacia abajo, creando los hoyuelos e irregularidades que son visibles en la superficie dando a la piel el aspecto de “piel de naranja”.

  

Cellfina® actúa sobre estas bandas, consiguiendo su completa liberación. De este modo, la piel recupera su aspecto original.


  • Casos Indicados

    El tratamiento se aconseja para mujeres que estén dentro de su IMC (Índice de Masa Corporal) normal. La candidata ideal es una mujer de entre 25 y 55 años, sin o con mínima flacidez, con un IMC por debajo de 35. Hay que aclarar que Cellfina® trata la celulitis, hoyuelos persistentes o piel de naranja, pero no es un tratamiento para la flacidez, el exceso de grasa o las estrías.

    Las personas con sobrepeso tienen grasa extra subcutánea y al desbridar los septos se crearía más peso a la piel, con lo cual no se obtendrían resultados notables.

  • ¿En qué consiste la técnica?

    Primero se realizar un marcaje minucioso de cada “hoyuelo” o depresiones de las zonas con celulitis. Después se procede a desinfectar e infiltrar lidocaína para anestesiar la zona localizada que se va a tratar, para posteriormente, con un sistema que succiona el tejido al presionar sobre la piel, crear un efecto de “vacío”.

    A continuación se emplea un sistema de micro cuchillas motorizadas para desbridar de forma precisa los tabiques o septos fibrosos que están tirando de la superficie cutánea, liberando así los “hoyuelos” o depresiones característicos de la piel de naranja, con lo que se consigue dejar una superficie más lisa y uniforme. Está controlada en todo momento la profundidad exacta a la que estamos desbridando por lo que es un tratamiento seguro, preciso y eficaz. La duración del procedimiento oscila entre 45 y 60 minutos y basta con una única sesión de unos 45-60 minutos de duración aproximada en función de la extensión de la zona a tratar. No requiere pasar por quirófano ni someterse a anestesia general.




                          


    Resultados visibles: A los 3 días del tratamiento ya se ven resultados y hay estudios con base científica que demuestran que se mantiene al menos durante 3 años. Así pues mediante esta disciplina conseguimos mejorar notablemente el aspecto de la tan temida y rebelde “piel de naranja” hasta el punto de que las irregularidades de la piel prácticamente llegan a ser imperceptibles.




  • Efectos secundarios

    No constan reacciones adversas graves. A veces pueden surgir efectos secundarios leves, como hematomas, hinchazón o dolor en la zona tratada, pero habitualmente remiten en unas 24-48 horas.


 
CONSULTA CON EL EXPERTO